El Gobierno insiste: el confinamiento domiciliario no está, por el momento, encima de la mesa para ninguna comunidad. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido tras el Consejo Interterritorial de Salud que, por un lado, las comunidades tienen todavía "margen" para tomar "muchas medidas" de las que contempla el estado de alarma, y que los gobiernos autonómicos pueden decretar.

Por otro lado, Illa cree que para actuar con "rigor" se necesitan entre "dos y tres semanas" para ver los resultados de las medidas que se aplican, según recomiendan los expertos. "Hay que ser rigurosos y darnos el tiempo suficiente para ver los resultados", ha añadido.

En este sentido, el ministro de Sanidad ha puesto como ejemplo que algunas comunidades que han aplicado restricciones durante más de 20 días "ya han visto resultados y cierta estabilización". Las que lo hicieron por un periodo de 15, ha explicado, "están empezando a ver los resultados".

Así, Illa ha reiterado que "se toman medidas en base a unos indicadores", algunas de estas medidas son comunes y otras específicas de las comunidades autónomas. Después, insiste, hay que "evaluar con rigor" la evolución de estos indicadores tras aplicarlas.

Además, respecto a la duración mínima que deben de tener las restricciones que aplican las autonomías, Illa ha indicado que en el Consejo Interterritorial ha propuesto que con carácter general las medidas se tomen con una duración mínima de siete días.

No obstante, en el caso de que haya situaciones específicas, que desde un punto de vista de los expertos pueden favorecer unas medidas de menos de siete días consecutivos, serán discutidas bilateralmente (Gobierno autonómico-Sanidad), y si afectan al conjunto, se discutirán en el Consejo Interterritorial de Salud. Así, Illa confirma que las comunidades que quieran aplicar medidas restrictivas durante menos de siete días necesitarán contar con el consentimiento del Ministerio o del resto de comunidades.

Condena rotunda y unánime a los altercados

Las consejerías de Sanidad de todas las comunidades autónomas, junto con el Gobierno central, han condenado de forma "unánime y rotunda" en el Consejo Interterritorial de Salud los altercados y actos vandálicos que se han producido durante los últimos días en diferentes puntos de España.

"Este no es el camino, el negacionismo y la banalización de las cosas no son el camino", ha subrayado Illa. También ha querido hacer un reconocimiento a la ciudadanía española, "que en su inmensa mayoría ha tenido y sigue teniendo una actitud ejemplar".