'No es solo Madrid. Es la democracia': es el lema que ha utilizado el PSOE en su primer acto de campaña tras la polémica desatada por la actitud de Vox en el debate de la Cadena SER. En un mitin en la Plaza de la Constitución en Vallecas, el candidato Ángel Gabilondo ha condenado la violencia arropado por personalidades como el ministro Marlaska, Lastra o la directora de la Guardia Civil.

"Cuando amenazan contra tu vida y la de tu familia no se condena la violencia en abstracto, se condena a unos criminales. No cabe la equidistancia. No cabe esconderse. Es una cuestión de vida o muerte", ha recordado el candidato 'socialista' en el mitin.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, también ha censurado la "equidistancia y las medias tintas" de Vox en la condena a las cartas amenazantes con balas que recibió él mismo, el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

"Cuando hay señalamiento de personas no valen las medias tintas, no vale la equidistancia, hay que hacer la condena en concreto, porque si no, esa equidistancia nos recuerda a otros fascismos, a otros tiempos y a otro momento que este Estado de derecho recuperó y derrotó", ha proclamado Marlaska en el acto electoral del PSOE en Madrid, en referencia a las declaraciones de la candidata de Vox en las que pone en duda estas amenazas de muerte.

En este contexto, Marlaska ha pedido la "condena" de esta actitud de Vox porque, según ha dicho, "es un deber de democracia, de convivencia y de tolerancia". "Madrid no es el Madrid del odio", ha subrayado el ministro del Interior.

Asimismo, también ha cargado contra la candidata del PP a estos comicios del próximo 4 de mayo, Isabel Díaz Ayuso, a la que ha alineado junto a Vox, asegurando que estas dos formaciones "tratan de enfrentar a esta Comunidad con el resto de España".

En este acto también han participado la vicesecretaria general del PSOE y portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, que ha pedido el voto para Ángel Gabilondo porque, según ha dicho, que los demócratas se defienden en las urnas de las amenazas de "los fascistas": "Vamos a ganar en las urnas, por la democracia, por lo que lucharon mis abuelos, mis padres todos los días, por eso estamos aquí, para no permitir que el fascismo campe a sus anchas en nuestro país".

Por su parte, la directora de la Guardia Civil, María Gámez, que también recibió una carta con amenazas de muerte, ha rechazado los discursos de odio, que según ha dicho, son la antesala de los delitos de odio. "Quien siembra vientos, recoge tempestades. Necesitamos palabras, no balas, necesitamos tu palabra, Ángel Gabilondo", ha sentenciado la directora del Instituto Armado.

Condena de todos los partidos salvo Vox

Por su parte, el PP también ha condenado las amenazas de las misivas. "No queremos un país a garrotazos. No queremos ni piedras ni balas. No queremos ni amenazas ni insultos. Queremos concordia".

Sin embargo, desde Más Madrid consideran aberrante la equidistancia que, aseguran, ha mostrado Ayuso con la polémica de las amenazas. Mónica García ha acusado a la candidata de Vox de ser "mala gente": "Solo se puede hablar así de una persona que mira hacia otro lado cuando estamos hablando de un sobre con balas".

Vox, sin embargo, no se retracta. Rocío Monasterio continúa afirmando que condena "toda la violencia", y aunque ahora puntualizan que también aquellas amenazas que "van en sobre", insisten en que "no se fían". "Nos engañan con todo y luego no nos dejan decir 'no nos creemos nada de este gobierno'. Pues yo lo repito no me creo nada de este Gobierno", ha aseverado la candidata del partido de extrema derecha.

Declaraciones que no sirven al candidato de Unidas Podemos, que insiste en que "los valientes son los que defienden la democracia": "Están desatados. No van a parar. Hoy decían que su objetivo es que yo me exilie. Si se producen amenazas, si se producen ataques dirán que es un bulo, dirán que es mentira. No caigáis en ninguna provocación. Tenemos que ganarles con educación", ha concluido.

Mientras, en Ciudadanos insisten en la idea de alejar a Vox del Gobierno de la Comunidad de Madrid y su candidato, Edmundo Bal, lanza este mensaje a Ayuso: "Isabel vamos a gobernar juntos, nos vamos a llevar bien. Vamos a hacer el mejor gobierno posible para todos los madrileños".