El "no es no" en casos de violación ha vuelto a enfrentar en un debate a la representante del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, y a Irene Montero, de Unidas Podemos.

En el primer debate televisivo de la campaña electoral en RTVE, Álvarez de Toledo ha insistido en su opinión sobre el consentimiento en las relaciones sexuales que tanta polémica generó en el mismo debate de las elecciones del pasado mes de abril.

"Sigo diciendo que no todo lo que no sea un sí, tiene que ser obligatoriamente un no", ha afirmado la portavoz del PP en el Congreso. Álvarez de Toledo ha continuado su argumentación asegurando que no todos los hombres son unos "violadores en potencia" y ha recordado que en lo que va de año ya se contabilizan más mujeres asesinadas que en todo el año anterior", ha asegurado. ¿Y ustedes que están en la Moncloa, qué han hecho?", se ha preguntado dirigiéndose a Lastra.

Desde Unidas Podemos, Irene Montero ha lamentado que Álvarez de Toledo insista en su idea, a pesar del "clamor" de millones de mujeres que se opusieron a la sentencia de la "manada".

Por su parte, Adriana Lastra ha pedido a diputada del PP que rectifique y que cuando llegue al Congreso no se oponga a una reforma legislativa para que "solo un sí, sea un sí".

"Hay mucha gente que te vota que lo que dices le revuelve el estómago", le ha alertado a Álvarez de Toledo el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que se ha sumado a la solicitud de rectificación de Montero.

La portavoz del PP ha contestado que en su partido hay diversidad de opiniones a diferencia de Podemos que es "una secta". No ha querido entrar en la polémica el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, que se ha limitado a reiterar su propuesta de cadena perpetua para violadores, asesinos y pederastas.