Los comercios, incluso en los lugares que aún siguen en la Fase 0 de la desescalada, tienen permitido realizar rebajas desde este lunes siempre y cuando no generen aglomeraciones. De hecho, en la orden ministerial publicada el pasado sábado -y que rectifica la disposición que prohibía las actividades promocionales- el Ministerio de Sanidad establece que, en el caso de producirse una gran afluencia de personas, deberá procederse al cese inmediato de estas promociones "si fuera necesario".

El Boletín Oficial del Estado (BOE) recoge la relajación de las medidas previstas en la Fase 2 de la desescalada, pero incluye también algunas modificaciones de las medidas que se habían previsto para la Fases 1 y 0. En concreto, la nueva orden modifica lo relativo a las rebajas que se había introducido en la dictada por Sanidad el pasado 9 de mayo y que había dado lugar a distintas interpretaciones por parte del Ministerio que dirige Salvador Illa, por un lado, y el Ministerio de Industria y Comercio, por otro.

En la orden ministerial del pasado 9 de mayo se establecía que, durante la fase 1, los establecimientos no podrían anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que pudieran dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones. Además, se fijaba la salvaguarda de que esta restricción no afectaría a las ventas en rebajas ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realizasen a través de la página web. Ahora, en la nueva orden publicada el pasado sábado el Gobierno introduce una disposición adicional que modifica la orden del 9 de mayo y que deja claro que se podrán hacer rebajas en tiendas físicas, siempre que no den lugar a aglomeraciones que impidan el cumplimiento de las medidas sanitarias destinadas a evitar la propagación del virus.

Sin embargo, es una medida que no convence a todos , ya que el pequeño comercio pedía que se suspendieran hasta final de año para intentar capear el impacto del coronavirus.

Esta medida regirá también en la Fase 0, en la que todavía están la Comunidad de Madrid, Barcelona y parte de Castilla y León, cuyos comercios podrán realizar promociones siguiendo las normas establecidas para el funcionamiento de los mismos en estos lugares. En estas zonas además se permite desde el lunes la apertura del comercio minorista sin necesidad de cita previa en aquellos establecimientos de menos de 400 metros cuadrados.

Apertura de tiendas de más de 400 metros

En cuanto a los establecimientos de más de 400 metros cuadrados, podrán abrir sus puertas desde este lunes, pero solo en las zonas que hayan pasado a la Fase 1, siempre que acoten el espacio abierto al público ajustándose a este umbral de 400 metros y con varios requisitos más: 30% del aforo, distancia mínima de dos metros entre clientes o solo una persona dentro y horario de atención prioritario para mayores de 65 años.

También podrán reabrir los mercados que desarrollan su actividad al aire libre, los denominados mercadillos, aunque es una decisión que depende de cada Ayuntamiento dando preferencia a aquellos productos alimentarios y de primera necesidad. Los consistorios deberán establecer requisitos de distanciamiento entre puestos y, en todo caso, se garantizará una limitación al 25% de los puestos habituales o autorizados y una afluencia inferior a un tercio del aforo habitual.

Flexibilización en fase 2

El Ejecutivo también ha decidido acometer varias medidas de flexibilización para aquellos territorios que pasan a la Fase 2 a partir de este lunes: Formentera, El Hierro, La Gomera y La Graciosa. Así, en estos territorios podrán reabrir al público todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades profesionales con independencia de su superficie útil, siempre que se reduzca el aforo al 40% de cada una de las plantas con las que cuente y garantice una distancia mínima de dos metros por cliente.

En aquellos locales donde no sea posible mantener esa distancia, se permitirá únicamente la permanencia dentro del local de un cliente, con horario prioritario para mayores de 65 años. Allí los mercadillos limitarán a un tercio el total de puestos habitual, mientras que centros y parques comerciales solo podrán contar con un aforo máximo del 30% en zonas comunes, en las que no se permitirá la permanencia, únicamente el tránsito.

En la zona de aparcamiento, además de la desinfección continuada de los puntos de contacto habituales y puesta a disposición al alcance del cliente de gel hidroalcohólico, se fomentará el pago por medios electrónicos sin contact

También podrán reabrir locales de hostelería y restauración para consumo en el local con un 40% de aforo. No se permitirá el consumo en barra. El servicio en terrazas al aire libre se mantiene con respecto a la Fase 1, que se estableció en un 50% del total del número de mesas. En lo que respecta al sector turístico, los hoteles y otros alojamientos podrán reabrir sus zonas comunes manteniendo un tercio del aforo.