Ciudadanos expulsa al senador Emilio Argüeso Torres, apuntando que podría haber cometido una infracción "muy grave" al ofrecer "prebendas a cargos y afiliados del partido" para que estos "abandonaran la formación y pasaran a ser tránsfugas". A este respecto, el partido cita informaciones periodísticas "donde se aportan pruebas evidentes" de estas supuestas prácticas.

En este sentido, el partido apostilla en un comunicado que su reglamento interno "deja muy claro que se sancionará el hecho de 'incurrir en cualquier forma de corrupción en el ejercicio de responsabilidades institucionales o cargos orgánicos'".

Además, según apunta la formación naranja en su nota, Argüeso también habría incumplido los estatutos de Cs al realizar manifestaciones públicas en los canales de comunicación oficiales del Senado para "infligir un daño relevante" al partido. Por todo ello, la dirección ha decidido suspenderle de militancia y le insta a abandonar su acta de senador.

La decisión llega tras el terremoto político que ha sacudido la política en Murcia, donde tres diputados de Cs decidieron oponerse a la moción de censura planteada por su propio partido -haciéndola fracasar, previsiblemente-, y en medio de un goteo de dimisiones en el seno de la formación, entre ellas la de Toni Cantó o la del también senador Francisco Hervías, que ha fichado por el Partido Popular.

Precisamente, en los últimos días Argüeso, senador por designación autonómica de la Comunitat Valenciana, ha retuiteado a través de sus redes sociales varios mensajes en apoyo a Hervías e incluso un tuit de Cantó en el que este anunciaba su dimisión, mostrando su disconformidad con la estrategia del partido y oponiéndose frontalmente a la moción de censura.

Este mismo miércoles, también se ha producido la primera baja de la formación naranja en el Congreso a raíz de la citada moción, la del diputado Pablo Cambronero, que ha pedido irse al Grupo Mixto.