Primeras bajas en Ciudadanos en Madrid. Los diputados de la Asamblea de Madrid Sergio Brabezo y Marta Marbán dejan el partido de Inés Arrimadas tras la crisis desatada en Murcia y la reunión de la dirección del partido donde, aparte de hacer autocrítica, no se han asumido responsabilidades.

"Ha llegado el momento que nunca imaginé que llegaría. Hoy, después de 10 años militando en Ciudadanos, he decidido solicitar mi baja como afiliado. En este escrito explico mis motivos", ha escrito en su cuenta de Twitter Brabezo, el primero en anunciarlo. Dice que abandona "por falta de confianza" y que ya no reconoce el partido al que se afilió.

Asegura también que a los diputados naranjas se les "presionó para firmar una moción de censura contra Ayuso que proponía Ignacio Aguado como sustituto".

Fuentes de la Asamblea de Madrid han confirmado a laSexta la versión de este diputado y es que tras el anuncio de Isabel Díaz Ayuso para convocar elecciones anticipadas en Madrid, se convocó a todos los diputados de Ciudadanos para firmar una moción de censura contra la presidenta en la que se proponía como candidato a Ignacio Aguado.

Los diputados del partido naranja firmaron la moción cuando ya se habían presentado las de Más Madrid y PSOE-M, sobre las 15:00 horas del pasado miércoles 10 de marzo. Debido a que llegaban tarde para su presentación, se decidió no pasarla al registro de la Asamblea: la moción se firmó pero nunca se presentó.

Preguntado por esto, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Edmundo Bal, no lo ha negado, pero ha explicado que era una moción posterior a la convocatoria de elecciones que anunció Ayuso, y ha asegurado que Arrimadas llamó de forma expresa a Casado para comunicárselo.

En un desmentido remitido posteriormente, el grupo parlamentario ha negado este extremo: "Si hubiéramos querido recoger firmas y presentar una moción de censura con el PSOE en Madrid, lo habríamos hecho. Y si hubiéramos querido ganarla, la habríamos presentado al mismo tiempo que nuestros compañeros en Murcia", han señalado.

"Podrán atacarnos e intoxicar todo lo que quieran para intentar destruir el centro político, pero no dejaremos de trabajar por los madrileños ni un segundo", indican.

 

Además de Brabezo, otro diputado naranja en la Asamblea ha explicado a laSexta la misma versión: se les pidió firmar una moción propia con Aguado cuando ya se habían convocado las elecciones para no votar la de Ángel Gabilondo.

Asegura este diputado que hubo miembros de Ciudadanos que protestaron al no entender esa estrategia, que les generó malestar. Entendían que si había tres mociones de censura no salía adelante ninguna y le daba la razón a Díaz Ayuso y su adelanto electoral. A pesar de que son varias las voces que confirman este extremo, desde el entorno de Ignacio Aguado aseguran que es falso.

Otra diputada de Cs, Marta Marbán, también ha anunciado su marcha del partido al no entender la estrategia: "No me identifico con lo que está pasando dentro de Ciudadanos y lo que no se comprende no se defiende".

Asegura que el "aterrizaje de Pablo Iglesias es un peligro y necesita en frente candidatos serios y que generen confianza (...) y esto ahora no lo hay en Ciudadanos".