Fuentes de Podemos cercanas a las negociaciones han asegurado que el PSOE no aceptó la entrada de miembros de la formación morada en el Ministerio de Trabajo porque "son inquietantes para la CEOE". Así lo han denunciado fuentes del partido, que además, han indicado que fue Carmen Calvo la que transmitió este mensaje durante las negociaciones entre los dos partidos.

Sin embargo, la vicepresidenta del Gobierno en funciones ha desmentido la mayor en su entrevista en 'Cadena Ser'. "No les hemos dicho que son incómodos para la CEOE, les hemos dicho que nosotros asumíamos una parte de los cambios que todo esto iba a producir", ha asegurado.

A pocas horas de la segunda votación de la investidura de Pedro Sánchez, Unidas Podemos y PSOE continúan sin alcanzar un acuerdo para formar un gobierno de coalición. La vicepresidenta en funciones ha acusado a la formación morada de haber exigido "literalmente el Gobierno" y pretender que al PSOE no le quedara "apenas nada", asegurando que no ha querido negociar porque no se ha movido de su petición inicial.

Por su parte, Pablo Echenique ha defendido que su partido no está dispuesto a "entrar en el Gobierno de España a toda costa" porque, dice, no quieren "visibilidad, sino llevar a cabo políticas que mejoren la vida de la gente". Para lo que se necesitan "competencias y no ministerios con nombres que suenen bien".