El mapa que ha dibujado el barómetro del CIS ha causado dos pequeños terremotos, uno a cada lado del tablero político. La volatilidad respecto a lo que puede pasar en las elecciones del 4M ha llevado a la presidenta Isabel Díaz Ayuso a advertir que todo está tan ajustado que "por poco se puede perder todo". La euforia es proporcional en el otro lado del ring: el PSOE madrileño ve el horizonte cada vez más despejado y que la "remontada", según fuentes socialistas, es posible.

El juego está servido. El estudio preelectoral ha pronosticado una victoria del PP de Ayuso, sí, pero un empate técnico entre los bloques de izquierda y derecha, que se quedarían, cada uno, en 68 diputados. Las elecciones se decidirán en los próximos días. Y eso no ha sentado por igual a todos los actores implicados.

"No nos podemos relajar o Iglesias será vicepresidente"

"Hay algo en lo que sí coincido, en que, por poco, se podría perder todo, la libertad que nos hemos dado, las políticas educativas... Iglesias podría acabar como vicepresidente del Gobierno de Madrid", ha afirmado la propia Ayuso en una entrevista en Onda Cero. "Nos jugamos mucho. No nos podemos relajar y eso es lo único en lo que sí coincido con esa encuesta".

De todos modos, la líder regional del PP levanta la ceja en cuanto al CIS se refiere. "Es la primera vez que veo una encuesta de Gabilondo donde le da algo por encima de mí. Yo no quiero pensar que es una encuesta hecha por gobierno del PSOE sobre un candidato del PSOE, pero todo indica que quizás sí", ha despejado.

De hecho, fuentes del Gobierno regional consultadas por laSexta deslizan que cómo es posible que las izquierdas canten victoria "y sumen mayoría absoluta si Gabilondo no quiere que Pablo Iglesias sea vicepresidente".

Gabilondo, a por los votantes de Cs

Pero desde las filas socialistas la situación se ve de otra manera. Las cuatro semanas que quedan por delante, incluyendo los días de campaña oficial, es todo el campo que tienen por delante para comerle terreno a Ayuso. Consideran, afirman fuentes del partido en conversación con laSexta, que Gabilondo "comienza su remontada" porque "hay partido".

"El PSOE arranca desde abajo, superando su techo de 37 escaños, pero estamos a un mes de las elecciones", sostienen desde Ferraz. "Es muy importante empezar con un empate de bloques". Además, resaltan que Gabilondo es un líder "ampliamente conocido" y el mejor valorado. "Ayuso es la líder de VOX, mejor valorado entre los votante de VOX que en su propio partido", cuentan.

El propio Ángel Gabilondo ha incidido durante un acto de campaña este mismo lunes que "es la primera vez con un empate entre las dos opciones". Y se ha querido dirigir a los votantes de Ciudadanos, fuerza que, según el estudio del CIS, no obtendría representación alguna en la Asamblea. A ellos les ha reclamado que "está en sus manos decidir qué opción quieren". "¿Quieren volver a las andadas del PP orientado a VOX? ¿O quieren un gobierno serio?".

Más Madrid, satisfecho

Las reacciones también se han acumulado en el resto de fuerzas políticas. Más Madrid, que aguanta el embate de la presencia de Pablo Iglesias liderando Unidas Podemos, resiste con sus 20 escaños, los mismos con los que cuenta ahora. Así, su cabeza de lista, Mónica García, se ha mostrado satisfecha con la fotografía que ha desvelado el CIS. "Más Madrid va creciendo cada vez más", ha sonreído. "Somos la tercera fuerza, cada vez los ciudadanos valoran más la política social. Somos la fuerza para que la derecha no se haga con la Consejería de Educación", como ha sucedido en la Región de Murcia, con Vox al frente de la cartera.

Para Íñigo Errejón, el escenario da pie a la alegría. Su formación, de la que es diputado a nivel nacional dentro de Más País, está "haciendo crecer el bloque de cambio en Madrid en su conjunto. La ultraderecha al borde de quedarse fuera y un gobierno decente al alcance si los barrios votan. Mucho por trabajar, pero somos Más".

Garzón llama a los barrios populares

Para Alberto Garzón, ministro de Consumo, todavía queda mucho por delante. Durante una entrevista en Al Rojo Vivo, el también diputado de Unidas Podemos ha considerado que esta estimación certifica la estrategia del PP de Ayuso, "canibalizando" a Ciudadanos "en gran medida", y pone el foco en el nivel de participación en los "barrios populares".

"Si el nivel de participación de los barrios populares fuera solo el mismo que en los barrios ricos, cambiaría radicalmente la distribución de escaños. Si los barrios con familias trabajadoras votaran con el mismo nivel de abstención que los ricos, Isabel Díaz Ayuso comprobaría que su plan se rompería en el último momento", ha analizado.

Por eso, ha animado a "dar la vuelta" a "la parte que está abierta" en estas encuestas de cara a este mes antes de pasar por las urnas. Unidas Podemos, en el barómetro del CIS, mejora sus últimos resultados y sube 3 escaños más de los que tiene actualmente, pero se queda como cuarta fuerza de cinco que entran en el parlamento regional.

Cs y Vox dudan de Tezanos

Los dos grandes perjudicados, Ciudadanos y Vox, también han dudado de la veracidad del CIS. Edmundo Bal ha asegurado que en Cs "dudan mucho de las encuestas". "Las del señor Tezanos no nos parece las más fiables", ha añadido.

Para los naranjas "queda mucho partido que jugar, todo está muy abierto. Estas encuestas me motivan muchísimo. Va a quedar al alcance de pocos votos que Cs sea decisivo".

Vox, por su parte, ha considerado que es "imposible" que Podemos supere a su partido en las elecciones madrileñas, como ha pronosticado el CIS, que en su encuesta vaticina que los suyos bajarían tres escaños, hasta los nueve, y la formación morada subiría tres y llegaría a diez. "Eso Pablo Iglesias ni en sus mejores sueños, eso es algo imposible", ha opinado su portavoz, el eurodiputado Jorge Buxadé.