LA FISCALÍA PIDE SU EXTRADICIÓN

LA FISCALÍA PIDE SU EXTRADICIÓN

Así fraguó su fuga hace 24 años García Juliá, el detenido por la matanza de Atocha

Tenía 24 años cuando pistola en mano entró en el despacho de los abogados de Atocha y mató a cinco personas. Eran abogados laboralistas de Comisiones Obreras y el Partido Comunista. Él era un ultra de extrema derecha, que pertenecía a Falange y era muy cercano a Blas Piñar.

laSexta.com | Madrid | 07/12/2018

"Venía de una familia verticales muy ultras", explicaba en enero de 2017 en laSexta Columna Rosa Montero, que entrevistó a García Juliá en la cárcel.

Le detuvieron dos meses después y la Audiencia Nacional condenó a García Juliá a 193 años de prisión en un polémico juicio en el que se escuchó el 'Cara al Sol' y se insultó a las víctimas. Cada año celebraba allí el aniversario de su crimen.

"Cada 24 de enero, en la cárcel pedían marisco para celebrar el aniversario de la matanza", contó Alejandro Ruiz-Huerta, superviviente de la matanza, en laSexta Columna.

García Juliá sólo cumplió 14 años. Salió en libertad condicional en 1991 y se decía entonces, arrepentido. "Moralmente, hay mucho que hablar, lo tengo dentro para toda la vida. Penalmente, he cumplido 14 años y medio de cárcel", decía.

Pide permiso para irse a Paraguay a trabajar y se lo dieron, así consigue salir de España. El exministro socialista José Bono ha dicho en la SER que "hubo jueces que permitieron la huida de García Juliá".

Cuando la Audiencia revocó el permiso ya era tarde. García Juliá nunca volvió. 41 años después el asesino vuelve a estar entre rejas.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.