Planea, de nuevo, la sombra de las elecciones. El PSOE dice que Pedro Sánchez intentará ser investido "si se dan las condiciones", ha dicho el secretario de Organización del partido, dejando entrever que, en caso contrario, todo apunta a unas nuevas elecciones. "Ahora está buscando la confianza de las fuerzas políticas con las que pueda entenderse", ha indicado José Luis Ábalos en una entrevista.

Ha asegurado que Sánchez aceptará el encargo del rey Felipe VI como candidato "si se dan las condiciones", si obtiene el apoyo parlamentario, y en ese sentido ha instado a Podemos a aceptar un acuerdo programático, ya que el Gobierno de coalición "ya se ensayó" y no prosperó.

El PSOE mantiene a Sánchez como candidato y aceptará el encargo del rey "si se dan las condiciones".

El presidente en funciones ya ha comenzado las reuniones con las fuerzas políticas, como hizo este martes con Compromís y tiene previsto reunirse con el PNV y PRC, partidos que según Ábalos "están dispuestos a reconocer un gobierno liderado por el PSOE" y que "solo reclaman algunos compromisos territoriales razonables".

"Desconfianza recíproca"

En cuanto a Unidas Podemos, Ábalos ha explicado que, ante la falta de "confianza previa" entre PSOE y Podemos, la oferta de una coalición fue "hasta atrevida" y ha reclamado un "pacto programático" para desbloquear la situación y evitar la repetición electoral.

Ha respondido así al dirigente de Podemos Pablo Echenique que, en Twitter, ha contestado a las palabras de Sánchez tras la reunión con el rey en Marivent, donde dijo que la desconfianza era recíproca. Para Echenique, es "la última excusa para seguir buscando el acuerdo con Albert Rivera o ir a nuevas elecciones".

 

"Lo que sí me parece que es una excusa es atribuir a competencias del Gobierno de España el calificativo de decorativas o testimoniales, eso sí que me parece una excusa", ha explicado.

El Gobierno en funciones defiende que su propuesta a Podemos fue "incluso atrevida".

Ha añadido que "ojalá hubieran sido excusas pero nuestro propósito para ensayar una fórmula inédita en la democracia de España fue sincera, valiente, decidida y desde el punto de vista de la confianza previa incluso atrevida".

No a la coalición

Ábalos ha insistido en que las negociaciones con Unidas Podemos fallaron porque los de Pablo Iglesias querían hablar sólo de cargos: "Las negociaciones con Unidas Podemos encallaron en conversaciones como el volumen presupuestario o las propias competencias".

"No había las condiciones básicas que están inspiradas en la confianza y el programa de gobierno"

"Asumimos la fórmula de coalición y ofrecimos una vicepresidencia y entre tres y cuatro ministerios en función del acuerdo. Sin embargo, una fórmula de coalición no es fórmula de cogobierno, vimos que tras lo hablado no era exactamente coalición, sino la formación de un gobierno dentro de otro gobierno y esa fórmula no reúne las condiciones básicas que están inspiradas en la confianza y un programa de gobierno", ha añadido.