Mientras Pedro Sánchez y Pablo Iglesias siguen más distanciados que nunca, desde el PSOE miran a PP y Ciudadanos para que se abstengan y faciliten así una abstención.

Desde el Partido Popular han asegurado que estarían dispuesto facilitar una investidura del PSOE si la formación presentara otro candidato. Cayetana Álvarez de Toledo dijo que su formación sólo se abstendría "si Sánchez deja de ser Sánchez".

En la misma línea se pronunció el diputado popular Jaime de Olano, que sugirió que el PSOE presentara otro candidato que "pueda suscitar ese consenso para ser investido presidente".

Antonio Román, senador del PP, dijo en Twitter que Page o Borrell serían nombres alternativos que su formación vería con buenos ojos.

 

Desde Ciudadanos, Marcos de Quinto ha denunciado que Sánchez tiene una "incapacidad absoluta" para llegar a acuerdos. "No está la gente para salvar al soldado Sánchez, él tiene que tomar decisiones y hacer cosas. Está bastante confundido y confunde a la sociedad española", ha añadido.

El diputado considera que "Sánchez demuestra que no es la izquierda moderada", sin embargo apunta que "García Page es mucho más representativo de la izquierda moderada, no estuvo muy satisfecho al verse forzado a pactar con Podemos".

A pesar de las palabras de Marcos de Quinto, José Manuel Villegas ha asegurado en rueda de prensa que no está sobre la mesa la posibilidad de un candidato alternativo a Pedro Sánchez y ha insistido en la negativa de su partido a cualquier investidura de un candidato del PSOE.