El clásico 'vaporetto' de Venecia ha sido el escenario de una batalla campal a puñetazos. El motivo, un turista alemán que accedió a bordo del barco autobús con la mascarilla bajada pese a que los trabajadores le advirtieron de que debía colocársela correctamente.

Al desoír repetidamente los avisos del personal, que le pedían que se tapara la nariz y la boca, un grupo de viajeros intervinieron y echaron a empujones entre insultos al joven turista que, tras burlarse del equipo y del resto de pasajeros, ya si se puso bien la mascarilla.

Tras ser expulsado del barco, el joven intentó volver a subir a bordo, pero le fue bloqueado el paso y finalmente quedó en tierra. Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes por la mañana en la parada del 'vaporetto' San Zaccaria, muy cercana a la plaza San Marcos.

 

El vídeo del incidente ha sido ampliamente difundido en redes sociales y los medios de comunicación italianos también se han hecho eco del suceso.