Las autoridades han informado este viernes de que el sospechoso de perpetrar el tiroteo masivo que el jueves dejó ocho muertos y cinco heridos en un almacén en la empresa FedEx en Indianápolis (Indiana, EEUU), era un exempleado de la empresa postal, de 19 años, identificado como Brandon Hole.

El subdirector de Investigaciones de la Policía de Indianápolis, Craig McCartt, ha indicado que la empresa de mensajería ha confirmado que Hole trabajó en el lugar hasta otoño de 2020 y agregó que desconocen las razones por las que dejó de trabajar para FedEx.

El tiroteo masivo tuvo lugar la noche del jueves sobre las 23:00, hora local, cuando el atacante comenzó a disparar a quemarropa en un almacén de FedEx cercano al aeropuerto de Indianápolis, para posteriormente suicidarse. En el momento del tiroteo, según McCartt, había un centenar de personas en el lugar y "muchas" estaban en pleno cambio de turno o en su descanso para cenar.

A través de testigos, la Policía ha averiguado que el atacante llegó al lugar en un vehículo y que empezó a disparar indiscriminadamente en el aparcamiento del almacén para más tarde entrar en el local, antes de quitarse la vida.

Pese a haber identificado al sospechoso, las autoridades aún investigan los motivos del ataque, aunque McCartt ha revelado que han hallado "un par de informes policiales", uno del año pasado y otro "posiblemente" de 2018, en los que aparece Hole. Entretanto, las autoridades continúan con el proceso de identificación de las víctimas del tiroteo, que ha vuelto a abrir el debate sobre un mayor control de las armas en Estados Unidos.

En este sentido, el presidente Joe Biden ha exigido al Senado en un comunicado que refuerce el control de las armas de fuego y deje de "aceptar" un tipo de violencia que "se ha convertido en algo demasiado normal" y causa 106 víctimas mortales al día en el país norteamericano.

Asimismo, el mandatario demócrata ha ordenado que las banderas de los edificios públicos ondeen a media asta en memoria de las víctimas del tiroteo de Indianápolis, el quinto tiroteo con múltiples víctimas en las últimas semanas.