Facebook ha revelado que ha cerrado varias páginas de su plataforma que mostraban opiniones favorables a Donald Trump desde un punto de vista estadounidense pero cuyo origen estaba en Ucrania.

La red social ha justificado este cierre basándose en sus criterios en relación al 'spam', publicidad agresiva, y a la falsificación de cuentas. Una de estas páginas ha sido 'I Love America', que tenía más de un millón de seguidores y empleaba repetidamente expresiones como "nuestro país" y "nuestro ejército".

De acuerdo al comunicado emitido por Facebook, estas páginas "no respetaban nuestras políticas contra 'spam' y cuentas falsas, y seguimos investigando otras posibles violaciones".

Desde 'I Love America', se compartían contenidos patrióticos estadounidenses que alababan la bandera, el ejército, el derecho constitucional a poseer y portar armas, y las tradiciones de ese país, junto a noticias falsas y contenidos 'clickbait', publicados únicamente con el fin de obtener visitas.

La página está presuntamente gestionada por un equipo en Ucrania encabezado por el estratega de medios Andriy Zyuzikov, así como personas en Kazajistán y Francia. Los contenidos compartidos en ella también incluían varias imágenes y 'memes' que circularon durante la campaña electoral de 2016 en EEUU.

Facebook ha hecho público este cierre poco después de conocerse que la oposición demócrata iniciará un proceso de juicio político, un 'impeachment', contra el presidente republicano por presuntamente traicionar la seguridad nacional, tras revelarse que Trump bloqueó fondos de asistencia a Ucrania y supuestamente coaccionó a Kiev para que investigase al exvicepresidente Joe Biden y a su familia.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos ha calificado este proceso de "caza de brujas" y, una vez más, ha culpado a las 'fake news' de inventarse una historia contra él alrededor de lo que Trump ha considerado una conversación con Zelenski, el presidente ucraniano, "perfectamente correcta y rutinaria".

 

El republicano ha declarado que ha ordenado que se divulgue la "transcripción completa" y "desclasificada" de su llamada con Zelenski, tratando así de contener el revuelo político generado en los últimos días.