El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, acusó de "revisionismo pueril" a quienes atentan contra estatuas e imágenes de españoles como Cervantes o Fray Junípero Serra en ciudades de Estados Unidos, unos ataques que se han intensificado con el enfrentamiento racial desatado por el asesinato de George Floyd.

"Me resulta incomprensible el ataque a las imágenes de Cervantes, Fray Junípero Serra o tantos otros. La razón es siempre razón histórica, contextualizada. Lamento y condeno este revisionismo pueril, simplificador y dogmático. Pena. Mucha pena", escribió el ministro en su perfil de Twitter.

Este mensaje se produce después de conocerse el derribo por parte de un grupo de personas de una estatua del misionero español San Junípero Serra en Ventura, una ciudad del estado de California. Asimismo, un homenaje a Miguel de Cervantes en San Francisco fue violentado con pintadas en contra del autor de 'El Quijote'.

Muchas personas de todo Estados Unidos están cuestionando los legados de los fundadores del país y otras figuras históricas en el marco de las protestas del movimiento 'Las vidas negras importan' para criticar el racismo sistemático, revividas masivamente tras la muerte de Floyd a finales de mayo.

Otras estatuas derribadas durante las protestas

Precisamente, una multitud de manifestantes también ha derribado una estatua del primer presidente de Estados Unidos, George Washington, y han prendido fuego a su cabeza en la ciudad de Portland, en el estado estadounidense de Oregón. Según muestran fotografías y vídeos recogidos por la cadena de televisión CNN, los manifestantes han pintado sobre la estatua mensajes como 'colonialista genocida', 'estás en tierras nativas' y '1619', una referencia al año en que los primeros esclavos fueron llevados a lo que ahora es Estados Unidos.

La Policía de Portland ha precisado que, tras la acción, el grupo ha echado a correr y que, por el momento, no se ha arrestado a nadie. El domingo, los manifestantes derribaron también en Portland una estatua del tercer presidente estadounidense, Thomas Jefferson, y pintaron 'propietario de esclavos' y el nombre del afroamericano George Floyd, que murió a manos de la Policía en Mineápolis, en la base. Tanto Washington como Jefferson tuvieron cientos de esclavos durante sus vidas.

Además, otro grupo de manifestantes ha tirado y quemado otra estatua, esta vez del general confederado Albert Pike, en Washington, según ha informado la prensa estadounidense. Estos acontecimientos tienen lugar en la celebración del 'Juneteenth', la festividad que conmemora el fin de la esclavitud en Estados Unidos.

En este contexto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado a través de la red social Twitter que la Policía "no está haciendo su trabajo" en Washington "mientras miran una estatua ser derribada y quemada". "Esta gente debería ser inmediatamente arrestada. ¡Una desgracia para nuestro país!", ha aseverado Trump en un mensaje en el que ha etiquetado a la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser.