El sindicato de estudiantes creen que hay un delito de violencia contra menores con el agravante de tratarse de autoridades públicas.

El ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer, anunció que se investigaría la detención masiva de jóvenes supuestamente implicados en las protestas organizadas en el instituto Jules Saint Exupéry ,en Mantes la Jolie. Además, consideró "chocantes" las imágenes de decenas de ellos obligados por la Policía a arrodillarse.

El vídeo muestra a 151 jóvenes de rodillas con las manos en la cabeza, vigilados por las fuerzas de seguridad que los habían detenido poco antes por haber participado supuestamente en varios altercados frente a las puertas del centro educativo.

Blanquer pidió precaución a la hora de interpretar esas imágenes, ya que "estamos en un clima de violencia excepcional". Ha contado que todo empezó con unos jóvenes ajenos al liceo, "profesionales de la violencia", que lograron arrestrar a algunos alumnos y quemaron papeleras, robaron bombonas de gas y atacaron a la policía que "trató de neutralizarlos".

La mayor parte de los arrestados han sido puestos en libertad rápidamente, mientras que algunos serán presentados ante el juez y se llevará a cabo una investigación administrativa.

Este movimiento de los estudiantes ha surgido debido a las protestas de los 'chalecos amarillos' que vive Francia desde hace semanas, ante la intención del Gobierno de subir el precio de los carburantes.