TRAS EL ATENTADO

TRAS EL ATENTADO

Un español que refugió a varios niños en su restaurante de Mánchester: "Al principio ni articulaban palabra"

Un joven español que trabaja en un restaurante cerca del Manchester Arena ha declarado que la calle se llenó en cuestión de minutos de gente llorando, corriendo y huyendo despavorida: "Dejamos entrar en el restaurante a todo el mundo y les ofrecimos un teléfono para llamar y un poco de agua hasta que llegó la policía".

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.