No hace mucho tiempo que la gimnasia rítmica no estaba accesible para los hombres. Los campeonatos nacionales, autonómicos y provinciales no dejaban la participación de los chicos, quienes sólo podían presentarse a exhibiciones.

Con el tiempo, el género masculino fue creciendo en número y desde las federaciones se buscó la manera de incluir a los hombres en las competiciones. Se aprobó que pudieran participar en las autonómicas, en 2009 se celebró el primer campeonato nacional masculino con la participación de 10 gimnastas y poco después surgieron varias competiciones exclusivamente para chicos, como la Liga Iberdrola y la Copa de la Reina, aunque solo en individual.

Este año ha sido la primera vez que se han presentado conjuntos mixtos, pero todo esto es a nivel nacional. Fuera de España no hay ningún otro país que integre al género masculino en competiciones de gimnasia rítmica ni existen campeonatos continentales ni mundiales aptos para los hombres.

De ahí la reacción de Tatina Navka, medallista olímpica rusa, que no concibe ver a un hombre en un deporte que tradicionalmente ha sido dominado y practicado en su totalidad por mujeres: "Lo femenino es femenino y lo masculino, masculino", comenta.

La patinadora sobre hielo ha hecho estos comentarios en su cuenta personal de Instagram usando una rutina de Cristofer Benítez, un gimnasta español, cuando participaba en la Copa de la Reina de 2019 en Guadalajara.

"Lo masculino seguirá siendo masculino y lo femenino seguirá siendo femenino. Y mis hijos nunca verán esto y no pensarán que esta es la norma", añade Tatiana justo después de asegurar ser "tolerante".

Las reacciones defendiendo a Cristofer y la inclusión de gimnasia masculina no se han hecho esperar. Tanto la Real Federación Española de Gimnasia como el Consejo Superior de Deportes han sacado pecho por ser un "país pionero y un ejemplo de sociedad abierta e inclusiva" y mostrando el apoyo a todos los gimnastas, en especial a Cristofer.

Una reacción a la que se han sumado la de centenares de personas anónimas en los comentarios, criticando las palabras y la forma de pensar de Tatiana, incluso haciéndole recapacitar, ya que ella misma, en su disciplina de patinaje artístico, ha competido con hombres, incluso como sus parejas, lo que la han llevado a hacerse medallista olímpica.