Ni tanto como llegar al podio ni tan poco como el resultado obtenido en Monza. Esa es la sensación que tiene Fernando Alonso de lo que puede suceder en Sochi este próximo fin de semana en el Gran Premio de Rusia.

"Creemos que Monza fue uno de los peores fines de semana para nosotros en términos de trazado y características de nuestro conjunto. Así que aquí debería ir un poco mejor", comenta en la rueda de prensa previa a los entrenamientos libres del viernes.

"Creo que somos el quinto o sexto equipo más rápido. Por puro rendimiento, creo que estar entre los seis o siete primeros es nuestra máxima posición. Lo hemos conseguido en algunas carreras este año, y estoy contento con la consistencia", asegura.

Y lo cierto es que desde el Gran Premio de Azerbaiyán, y sin contar el esperpento de Spa, Alonso ha puntuado en todas las carreras, ocho seguidas. Sin embargo, nunca ha llegado al podio, algo que ve muy lejano, a no ser que sucedan situaciones extraordinarias.

 

"Estamos muy lejos de eso. Así que para que consigamos un podio, realmente necesitamos una carrera muy caótica", confiesa. "Hay que tener mucha suerte para conseguir un podio; yo no la he tenido hasta ahora. No espero tenerla tampoco en las carreras que quedan. Si llega, obviamente será bienvenido, pero creo que tenemos que trabajar con expectativas realistas".

'Magic' prefiere mantener los pies en la tierra, aunque deja abierta la puerta del caos, que podría llegar con la presencia de la lluvia. Los pronósticos para el fin de semana no solo son de carrera en mojado, sino que también se espera que lloverá el viernes y sábado.

Lo ideal para los equipos de la zona media sería que sucediera algo parecido a lo que se vio en Hungaroring, el mejor momento de la temporada para los pilotos de Alpine, con la victoria de Esteban Ocon y la cuarta posición del asturiano.

No obstante, todos los pilotos rezan para que no se caiga el cielo ya que es un circuito al que le cuesta drenar: "Sé que la visibilidad no era muy buena. Creo que es una pista muy plana; no hay cambios de elevación aquí, así que el agua se acumula bastante. Recuerdo que la curva 1 era bastante difícil, que no es una curva normalmente, pero sí lo era en mojado".

 

"Para el domingo, crucemos los dedos para que no esté tan mojado o no llueva demasiado, porque la visibilidad será mala, y no queremos ver nada como en Spa, eso seguro", explica Fernando.

En todo caso, en condiciones de seco, el piloto de la escudería francesa sabe que tendrá que luchar junto a su compañero de equipo para superar a los demás equipos de la zona media y acumular los máximos puntos posibles de cara al mundial.

"Vamos a tratar de apretar juntos para ayudar a Alpine en el campeonato de Constructores, que va a estar muy apretado con Aston Martin, con AlphaTauri también. Así que necesitamos lo mejor de ambos en cada fin de semana", añade Alonso.