Se da por hecho que el fin de semana del Gran Premio de Rusia de Fórmula 1 estará pasado por agua. Las previsiones meteorológicas dan lluvia en Sochi para viernes, sábado y domingo, aunque el día con mayor intensidad será el segundo.

El viernes se espera que todo transcurra con cierta normalidad para que se disputen las dos sesiones de entrenamientos libres en seco.

El sábado, por su parte, se espera que caigan entre 20 y 33 milímetros por hora con probabilidades de precipitaciones superiores al 87%, por lo que tanto los Libres 3 como la clasificación podrían posponerse al domingo.

Así lo asegura Ian Fergusson, el hombre del tiempo de la 'BBC': "La lluvia evolucionará durante la noche del viernes. Puede ser extensa y fuerte por momentos y estar acompañada de viento. Gradualmente se reducirá durante la tarde. El domingo hay un 30% de riesgo de lluvias".

 

"La lluvia sigue concentrada en la madrugada, mañana y primera hora de la tarde del sábado, después las condiciones comenzarán a mejorar. Entre las ocho y las tres de la mañana está prevista una caída de 25 milímetros por hora, quizás más. Es probable que la F2, la F3 y los Libres 3 de la F1 se disputen en mojado y se espera que la cosa mejore para la clasificación de la F1", ha añadido.

Con respecto a la carrera del domingo, se espera no repetir lo sucedido en el GP de Bélgica en Spa hace unas semanas ya que, según las previsiones, la probabilidad de lluvia desciende el día de la carrera.