Es una aplicación típicamente usada en las categorías inferiores de los fórmulas, pero la parrilla invertida nunca se ha llevado a cabo para una carrera de Fórmula 1.

Con la llegada de las carreras o clasificaciones al sprint, en la que habría dos carreras -la principal y otra con un tercio de la distancia total de un Gran Premio estándar-, esta situación podría asemejarse a los procedimientos de la F2 y F3, en las que se hace una clasificación que servirá para la carrera del domingo, aunque para la salida del sábado se invierten varias posiciones.

Sin embargo, para muchos ésta sería una decisión que se pasaría de más en la actual búsqueda por hacer los fines de semana de carreras más atractivos para los espectadores. Ya este año se propuso dicha opción, pero el voto en contra de Mercedes cerró las puertas a su incorporación.

A favor

Ferrari fue el equipo más activo en este tema, al igual que lo fueron con la propuesta de las carreras al sprint, que al final han sido incluidas en el campeonato. De hecho, Mattia Binotto lo ve con muy buenos ojos.

"Me gusta. Me gusta porque creo que para el espectáculo puede ser de interés", comenta. "Es importante para nuestros fans e importante para el entretenimiento que la F1 puede ofrecer", añade.

"Fuimos nosotros los que lo propusimos porque cualquiera que sea tu posición en la clasificación, genera un espectáculo adicional. Después de la primera vez en Silverstone, todos fuimos positivos y, como primer intento, fue ciertamente interesante. Dijimos que deberíamos tratar de concluir el experimento antes de juzgarlo", apunta Binotto, que se está encontrando con todo lo contrario cuando se trata de parrilla invertida.

En contra

En el caso de Alain Prost, no quiere saber nada de esa opción, como tampoco ve bien que haya tantas carreras en el campeonato. De hecho, si se probara de hacer, el mítico tetracampéon del mundo amenaza con irse de la Fórmula 1: "Odio la idea de un orden de salida inverso, lo odio. Si introducen parrillas invertidas en la Fórmula 1, dejaría el deporte".

"Soy muy tradicionalista y ni siquiera estoy contento con los puntos por la pole position. Es bueno que la Fórmula 1 esté probando algunas cosas, pero tienes que entender por qué quieres hacer eso. La Fórmula 1 debe seguir siendo tradicional. Tenemos que entender que el mejor coche y el mejor piloto ganan porque son los mejores", comenta.

Por su parte, Jean Todt, presidente de la FIA, se mantiene en la misma línea que Prost, aunque no se niega en rotundo a que pueda implementarse. "Para ser honesto, no me gusta. Es anormal y antinatural, pero si todo el mundo está contento y está de acuerdo, no lo detendré. Apoyaré la decisión y le daré una oportunidad", asegura.

No obstante, Todt ve mejor la opción de la 'superpole', como ha insistido Fernando Alonso en las últimas semanas, aunque en una manera reducida. Fernando quiere que haya oportunidades para todos, pero lo que se propone desde la organización es solo dar esa opción para decretar las posiciones definitivas de los cinco más rápidos de la sesión, como se hace en la Fórmula E o parecido a la IndyCar.