El lado más personal de Sergio Ramos ha salido a la luz. "El primer sueldo que gané lo empleé en ponerle una cocina a mi abuela y una bañera... se lo dije", ha desvelado el central en un encuentro con aficionados en Las Rozas, en el marco del parón de selecciones, válido para la clasificación para la Eurocopa 2020.

Ramos siempre se ha mostrado como una persona familiar, que no se aleja de su círculo más cercano. Ya en 2015, cuando alcanzó la cifra de seis millones de seguidores en Twitter e hizo una ronda de preguntas y repuestas con los aficionados a través de la red social, declaró que en los momentos de "bajón" siempre se apoya en sus "familias, en la personal y en la deportiva".

Sergio Ramos es ya el jugador español con más partidos disputados con la zamarra del combinado nacional, con un total de 169. Nadie en la historia de la Selección ha disputado más partidos que el camero.

Hasta ahora, Iker Casillas ostentaba el récord con 167 partidos pero Ramos le arrebató el honor el pasado 12 de octubre, en el partido disputado ante Noruega que se saldó con empate a uno.

Como reconocimiento a este hecho histórico, la Federación obsequió al central con un brazalete de capitán dorado con el grabado de la cifra mágica de partidos jugados y un brazalete rojo especial que ya estrenó en el último encuentro frente a Malta.

Ramos reconoció que ser capitán "es una responsabilidad" porque genera "un espejo" a su alrededor "en cualquier sitio". "Siempre tienes que dar ejemplo", zanjó el defensor madridista.