Basta con ver y escuchar la siguiente imagen durante 6 segundos para percatarse de la extrema gravedad de esta situación deportiva en la categoría infantil.

 

Lo que vemos y oímos es una brutal patada totalmente carente de sentido y fuera de lugar, por parte de un niño a otro en un partido de fútbol sala en Brasil.

Una fea acción que puede servir para educar y mostrar a los más jóvenes lo que no se puede permitir en el deporte, y menos en edad formativa.