El cantante Bad Bunny deja temporalmente la música para "unirse al pueblo puertorriqueño", tal y como ha anunciado oficialmente desde su cuenta de Instagram.

 

"No es momento de sacar ni promocionar música, ni de estar subiendo fotos", decía el cantante en el comunicado. "Mi gente me necesita y yo los necesito a ellos", transmite en el texto que acompaña a un vídeo en el que el cantante se dirige a sus fans para explicar la complicada situación en la que se encuentra.

El puertorriqueño ha cancelado así todos sus proyectos, incluida la grabación de su próximo disco, para volcarse en la causa. Y es que, enfatiza, se encuentra ante un momento "histórico" y que "cuando se cuente la historia de aquí a 20 años debes decidir algo: ¿de qué lado quieres estar?".