La UNESCO ha advertido en su último informe de que un tercio del medio centenar de sitios Patrimonio de la Humanidad que albergan glaciares desaparecerán en 2050. Entre ellos, destaca el glaciar de Monte Perdido, que se encuentra en el Parque Nacional de Ordesa, ubicado en el Pirineo.

El cambio climático y las altas temperaturas han provocado un deshielo acelerado en esta zona. Una situación que han indicado que, en este caso, es difícil que pueda cambiar debido al calentamiento global que el planeta ha experimentado en estos últimos años.

De esta forma, parece que este glaciar, que es el más grande junto con el de Maladeta-Aneto de los que existen en el Pirineo, dejará de existir antes de 2050. "Además del aumento global de la temperatura, el glaciar se enfrenta a otros problemas que aceleran la fusión del hielo, como que en las últimas décadas la pendiente del glaciar es cada vez más pronunciada, dificultando la acumulación de nieve", recogen en la web Patrimonio Nacional del CSIC.

En 1850 había 52 glaciares en los Pirineos. Sin embargo, esta cifra se ha ido reduciendo cada vez más y actualmente quedan alrededor de 19. Unos datos que seguirán bajando si no se pone solución.

Pese a esta situación dramática, en el informe de la UNESCO aseguran que todavía es posible salvar a los otros dos tercios de glaciares que existen siempre si el aumento de la temperatura global no supera los 1,5°C en comparación con el periodo preindustrial. Para ello, indican que es importante reducir las emisiones de CO2.

Sin embargo, parece que llegar a un acuerdo sobre este asunto no será tan sencillo, y es que en la cumbre del clima de Naciones Unidas (COP27), quedó reflejado el gran problema que existe para poner solución a este problema.

Desaparición de glaciares emblemáticos

La UNESCO asegura que un tercio de 50 sitios del Patrimonio Mundial están condenados a desaparecer. "Los estudios de investigación destacan que los glaciares pierden unos 58.000 millones de toneladas de hielo cada año, equivalente al volumen total anual de agua consumida en Francia y España juntos, y son responsables de casi el 5% del aumento del nivel del mar observado en el mundo".

De esta forma, ven muy probable que los glaciares de todos los sitios del Patrimonio Mundial en África desaparezcan para 2050, incluidos los del Parque Nacional Kilimanjaro y Monte Kenia. Además, en Europa, destaca la desaparición de Monte Perdido Francia y España y Los Dolomitas, en Italia.