La cataplexia es un trastorno que provoca a quien lo sufre la pérdida de fuerza repentina a causa de un ataque de risa. Una debilidad en los músculos que puede desembocar en caídas y, en los casos más graves, incluso desmayos.

Se trata de un trastorno neurológico asociado a la narcolepsia que tiene como consecuencia la pérdida repentina de tono muscular a raíz de experimentar una emoción fuerte, normalmente el llanto o la risa, y su durabilidad es variable, oscilando entre los pocos segundos y varios minutos.

A pesar de que no existe cura para esta enfermedad, que afecta a menos del 1% de la población, si hay medicamentos que ayudan a tratarla.

Además, como ha explicado el propio Jordi Évole tras sufrir un ataque en El Intermedio, se puede padecer en diferentes grados, siendo el más leve la caída de los párpados de forma irremediable mientras dura el ataque de cataplexia hasta la caída repentina de quien lo padece.

El presentador ya había explicado en otras ocasiones que padece cataplexia. "Es un desajuste del sueño que se manifiesta en que cuando te ríes te caes. Parece como que todo el sueño que no has tenido profundamente durante la noche te entra por ahí y como que todo el cuerpo se te duerme, menos tu cabeza que sigue consciente", explicó el periodista en una entrevista en El Hormiguero.