SÓLO UNA COMUNIDAD AUTÓNOMA LO CONTEMPLA

SÓLO UNA COMUNIDAD AUTÓNOMA LO CONTEMPLA

Día Mundial de la Diabetes: que los pacientes tipo 1 reciban gratis el 'parche sin pinchazos' depende de dónde vivan

Los pacientes de este tipo de diabetes -tipo 1- llevan años reclamando la universalización de este sistema y algunas comunidades autónomas están implantando medidas, pero hasta ahora solo Cantabria financia este medidor de glucosa -conocido como 'flash'- para todos los casos, independientemente de la edad.

Verónica Ramírez | Madrid | 14/11/2018

Imagen del parche para diabéticos que mide la glucosa
Imagen del parche para diabéticos que mide la glucosa | Archivo

El reclamo constante de los pacientes con diabetes tipo 1 en los últimos años ha sido pedir que la Seguridad Social financie un pequeño dispositivo similar a un parche que permite medir los niveles de glucosa, algo que evitaría tener que pincharse una media de seis veces al día, y que tiene un coste mensual de unos 120 euros. En el Día Mundial de la Diabetes, repasamos los avances sobre la implantación de este sistema, todavía muy desigual según en qué comunidad autónoma nos encontremos.

Mientras que en Cantabria hoy mismo cualquier persona con diabetes tipo 1 puede solicitar el sistema denominado ‘flash’ en su centro de salud, en otras comunidades como Madrid o Galicia ni siquiera se está ofertando a menores, según denuncia la Federación Española de Diabetes (FEDE). El Ministerio de Sanidad ha empezado recientemente a poner cierto orden en la implantación de esta medida, y el pasado mes de septiembre se aprobó la financiación de los sistemas de medición de glucosa sin pinchazos en el SNS para todos los menores de 18 años con diabetes mellitus tipo 1, que puede beneficiar a 13.250 menores en España.

Cantabria permite ya hoy mismo a cualquier persona con diabetes tipo 1 solicitar el sistema denominado 'flash'

Hasta entonces, la mayoría de las CCAA ya había comenzado a cubrir ese dispositivo en menores o en población de 4 a 18 años, pero en otras como Navarra, Madrid o Galicia las familias no podían obtenerlo financiado por la Seguridad Social. Las regiones pioneras en aplicarlo a menores fueron Euskadi y Castilla-La Mancha. De hecho, el presidente de esta comunidad, Emiliano García-Page, ha prometido para la siguiente legislatura extender la gratuidad de estos dispositivos a toda la población.

La cobertura coordinada por el Ministerio de Sanidad junto con las comunidades autónomas va a ser ampliada a partir de este jueves 15 de noviembre. El Consejo Interterritorial del Servicio Nacional de Salud de España va a acordar incorporar a esos mínimos a algunos adultos, como pacientes con discapacidad visual o limitaciones funcionales, mujeres que planifiquen su embarazo o ya estén embarazadas o pacientes que sufran hipoglucemias de repetición. Desde FEDE aprueban esta ampliación y respaldan que el ministerio haya instaurado un criterio único para todas las personas, aunque les resulta “insuficiente” y piden que se universalice. Su presidente, Andoni Lorenzo, recuerda que “en Europa se financian en todos los países, solo están fuera Grecia y España", por eso desde FEDE demandan que “se le aplique esta tecnología a todo paciente insulinodependiente”.

En esa línea apuntan comunidades como Cantabria, que está llevando la delantera en la aplicación de estas medidas. Esta misma semana del Día Mundial de la Diabetes ha universalizado la medida, de tal forma que cualquier cántabro o cántabra con diabetes tipo 1 tiene derecho a que se le proporcione el sistema flash de medición de la glucosa, siempre con la indicación médica correspondiente. También Andalucía ha anunciado con motivo del Día Mundial de la Diabetes la ampliación a adultos de esta medida, aunque lo va a hacer progresivamente, empezando por población de riesgo de vulnerabilidad clínica y funcional, que incluye colectivos como las personas con discapacidad, las mujeres embarazadas y los pacientes con hipoglucemia frecuente.

El medidor de glucosa ‘tipo flash’ tiene demostrados cuantiosos beneficios para las personas con diabetes, ya no solo por ser una mejora en la calidad de vida y evitar pincharse una media de seis veces al día para conocer sus niveles de glucosa, sino porque previene complicaciones e ingresos hospitalarios, lo cual se traduce a su vez “en un ahorro para el sistema sanitario, a nivel económico y de recursos humanos”, según indica un informe del Ministerio de Sanidad.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.