Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

POSIBLES AVERÍAS

Varios miles de euros: eso es lo que te puede costar la falta de mantenimiento de una pieza del motor

Muchos conductores no cumplen con los plazos estipulados por los fabricantes para cambiar una pieza del motor.

Publicidad

Hay una pieza de la que, a menudo, muchos conductores se olvidan a pesar de que es responsable de la salud del motor de su vehículo. Su labor consiste, principalmente en proteger la bomba y los inyectores además de mejorar el rendimiento de la mecánica o garantizar unas cifras de consumo adecuadas. Hablamos, en efecto, del filtro de combustible: su falta de mantenimiento puede costarte cientos y hasta miles de euros.

El filtro de combustible tiene un objetivo claro: lograr que la gasolina o el diésel que llega al motor estén limpios. ¿Cómo lo consigue? Atrapando todas las partículas, impurezas y desechos para que no lleguen ni a la bomba ni al resto de los componentes: sistema de inyección, inyectores, bomba de presión, etc.

No obstante, esta pieza no es inmune al paso del tiempo: como consecuencia de sus funciones va acumulando suciedad. Cuando esto sucede, el combustible que llega al motor no está completamente limpio y pueden acumularse impurezas allí donde no debería haberlas. Razón por la que debemos seguir los plazos marcados por la marca de nuestro coche para cambiar el filtro.

mecanico-taller-2016-0015.jpg
mecanico-taller-2016-0015 | Centímetros Cúbicos

Cambiar el filtro, no limpiarlo

La horquilla de kilómetros suele oscilar entre los 20.000 y los 60.000, pero algunos fabricantes recomiendan reducir esos plazos a la mitad para que el funcionamiento del motor sea óptimo. Cambiar el filtro del combustible es una operación relativamente sencilla (todo el proceso puede llevar entre 20 y 30 minutos) y económica: la mano de obra no encarece mucho la factura y el precio final suele estar entre los 20 y los 100 euros, dependiendo del tipo de combustible que use el motor.

Los fabricantes aconsejan sustituirlo, pero no limpiarlo porque esta operación no termina de ser totalmente efectiva: siempre pueden quedar impurezas incrustadas en el filtro que impedirán que trabaje correctamente.

Taller de coches
Taller de coches | PIXABAY

Las consecuencias

La falta de mantenimiento del filtro de combustible se puede traducir en averías complejas y caras. Las más comunes están relacionadas con el sistema de inyección (representa el 14%) y con los inyectores (6%).

Cambiar la bomba de inyección puede costar entre 700 y 2.000 euros, dependiendo del motor: cifra a la que hay que añadir la mano de obra. Sustituir o cambiar los inyectores puede suponer un gasto mínimo de unos 250 euros si el coche es de gasolina o de unos 500 euros si es diésel… sin tener en cuenta los costes de mano de obra.

También te puede interesar: Los 10 coches con el mantenimiento más económico según la OCU

Publicidad