Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Si ha estado estacionado durante todo el confinamiento

¡Ojo a los neumáticos de tu vehículo! La falta de uso puede haber deteriorado su estado

Con la reducción de restricciones, es posible que vuelvas a utilizar tu coche con más frecuencia, pero antes de hacerlo es recomendable revisar tu vehículo, con especial atención a las gomas.

Publicidad

El final del confinamiento supondrá un pequeño paso hasta la vuelta a la movilidad existente anteriormente. Con la relajación de las restricciones, quizá volvamos a utilizar nuestro vehículo de nuevo con una mayor frecuencia, pero si lo hemos tenido un buen número de semanas parado, lo más recomendable es comprobar que todo está bien en el coche.

Por falta de uso, la batería no ha tenido el mantenimiento correcto y los neumáticos pueden estar bajos de presión e, incluso, haberse deformado. Esto puede incluso provocar pequeñas vibraciones hasta que los neumáticos recuperen su forma, aunque también es posible que llegue a provocar un reventón. Ante esta situación, cuando sea posible, es recomendable pedir cita en el taller o distribuidor para llevar a cabo una revisión a fondo del vehículo.

En caso de vivir en una zona donde sean habituales los cambios de neumáticos entre invierno y verano, con el periodo estival ya bastante cerca, es hora de ir pensando también en cambiar los neumáticos por unos adecuados para esta estación. Ante esta situación, la marca Continental recomienda aplicar la 'Regla de los Siete Grados', es decir, cuando las temperaturas exteriores alcanzan los 7 grados, los neumáticos de verano vuelven a estar en su momento. Para que el cambio de ruedas sea adecuado, lo mejor es visitar a nuestro taller o distribuidor de neumáticos de confianza.

En caso de ser nosotros quienes efectuemos el cambio de neumáticos, hay que disponer de las herramientas adecuadas. Una llave dinamométrica es fundamental para comprobar el par de apriete. En cualquier caso, si se lleva el coche al taller, el conductor podrá estar más tranquilo al saber que han sido expertos quienes han cambiado los neumáticos.

En caso de tener alguna duda sobre el estado de los neumáticos, lo mejor es preguntar al distribuidor o al taller para pedir consejo y disponer también sobre el estado de la banda de rodadura y los tacos de goma, porque, al igual que los laterales, estos no deberían mostrar signos de estar dañados.

Publicidad