A partir de ahora los interesados en el Hyundai Tucson podrán adquirir la terminación N-Line asociada a los motores básicos en gasolina y diésel, algo que permitirá reducir el coste de entrada sin renunciar a la sugerente estética más dinámica, y a una dotación realmente completa.

Hyundai Tucson | Hyundai

En gasolina la nueva alternativa hace uso del 1.6 GDI de cuatro cilindros y 132 CV en combinación con la caja manual de seis velocidades. En diésel llega el 1.6 CRDI de 115 CV con sistema microhíbrido a 48v e igualmente con transmisión manual. Solo se venden asociados a la tracción sencilla al eje delantero.

El equipamiento de serie incluye los faros full LED, acceso sin llave, arranque por botón, control de crucero, sensor de lluvia, encendido automático de luces, paragolpes deportivos, asientos más envolventes, llantas de aleación de 18 pulgadas, tapizado mixto tela/piel, espejo interior fotosensible y alerón posterior.

Hyundai Tucson | Hyundai

También sin coste adicional llevan sistema de navegación con pantalla táctil, bluetooth, Apple CarPlay, Android Auto, sensores de parking, volante multifunción en piel, apoyabrazos central delantero, ordenador de viaje, etc. Los precios recomendados incluyendo algunos descuentos arrancan en los 30.450 €.