POCO CONOCIDOS, PERO MUY INTERESANTES

Motores FFV: qué son y por qué pueden salvar al coche tal y como lo conocemos

La tendencia del mercado es muy clara, pero aún existen alternativas al coche eléctrico.

Publicidad

El coche con motor térmico ha sido el encargado de impulsarnos durante décadas, décadas en las que la tecnología asociada a este tipo de propulsores ha ido avanzando hasta llegar a nuestros días, donde estamos disfrutando de los motores térmicos más eficientes de la historia, capaces de extraer la mayor cantidad posible de energía de cada gota de carburante.

Sin embargo, lo que también es una realidad es que la industria del automóvil parece que está avanzando hacia una movilidad completamente descarbonizada, o lo que es lo mismo, sin ningún tipo de emisiones contaminantes. Para ello, la tecnología eléctrica parece haberse convertido en la alternativa más popular, pero, aunque parezca mentira, aún a día de hoy existen otros métodos de impulsión para nuestros vehículos, como es el caso de los motores FFV.

¿Qué son los motores FFV?

Es posible que nunca hayas oído hablar de los motores FFV, que creas que es una tecnología que acaba de nacer, pero en realidad se trata de una tecnología que existe desde hace décadas. Las siglas FFV hacen referencia a 'Flex Fuel Vehicule', o lo que es lo mismo, vehículos de combustión flexible. Los vehículos que equipan motores FFV son capaces de utilizar otra clase de combustible que, además, resulta mucho menos contaminante que el diésel y la gasolina que todos conocemos.

Los motores FFV son capaces de funcionar utilizando dos combustibles mezclados entre sí, generalmente gasolina y etanol o metanol. Si alguna vez has oído hablar del E85, seguro que sabes de qué estamos hablando ya que los motores que son capaces de utilizar E85 suelen ser propulsores FFV, ya que también admiten gasolina convencional. Estos combustibles, el etanol y el metanol, resultan mucho más adecuados ya que tienen un origen vegetal más sostenible, y durante su combustión se emiten menos gases contaminantes a la atmósfera.

Actualmente existen pocos vehículos equipados con motores FFV, pero cada vez es más frecuente encontrar empresas, generalmente en el campo de la ingeniería, que desarrollan kits con los que transformar un motor de gasolina convencional en un motor FFV capaz de funcionar con etanol y metanol, adaptando así los componentes necesarios para que el motor no sufra ningún daño.

También te puede interesar: ¿Está pensando el Gobierno en cambiar las bonificaciones a los combustibles?

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad