SEGURIDAD VIAL

Un estudio confirma lo que todo el mundo sabe: los botones físicos son más seguros que las pantallas táctiles

La revista sueca de motor Vi Bilägare ha analizado doce modelos: once de ellos modernos y uno sin pantallas.

Publicidad

Los botones se han convertido en un ‘rara avis’ porque las pantallas centrales integran, ahora, todos los ajustes. Son pocas las marcas que mantienen los controles físicos… a pesar de que son más seguros: esta es la principal conclusión a la que ha llegado la revista sueca Vi Bilägare tras analizar doce modelos.

Inspirados por los teléfonos inteligentes y por las tablets, las marcas apuestan por diseños limpios para los interiores de sus coches y, en esta concepción, no hay sitio para un mínimo de interruptores. Quedan mejor y ahorran costes, aunque generan una mayor distracción cuando vamos al volante.

YouTube en la pantalla del coche
YouTube en la pantalla del coche | Centímetros Cúbicos

La prueba

Como decíamos, la revista Bilägare ha organizado una exhaustiva prueba protagonizada por doce modelos: once de ellos eran coches modernos y uno era un Volvo V70 de 17 años sin pantalla táctil. Midieron el tiempo que necesita un conductor para realizar varias tareas mientras el vehículo circulaba a 110 km/h:

  • Activar el asiento calefactable, aumentar la temperatura un par de grados y poner en marcha el sistema para desempañar los cristales.
  • Encender la radio y poner un dial específico.
  • Reiniciar el ordenador de a bordo.
  • Bajar la iluminación del cuadro de instrumentos al mínimo y apagar la pantalla central.

El experimento tuvo lugar en un aeródromo y dieron a los conductores un tiempo para conocer los vehículos y acostumbrarse a sus sistemas de infoentretenimiento. Cabe destacar que no probaron los sistemas de control por voz porque no incluyen todas las funciones, no siempre son fáciles de usar y a veces no responden correctamente a las órdenes del usuario.

pantalla.jpg
pantalla | Centímetros Cúbicos

Los resultados

El coche más lento necesita cuatro veces más tiempo para realizar las mismas tareas simples que el del modelo con el desempeño más rápido: un tiempo en el que el primero recorre 1.400 metros y el segundo 300 metros. En cuanto a la ubicación de la pantalla, en el peor de los casos, el conductor tiene que bajar la mirada 56 grados para ver el extremo inferior de la pantalla: en el mejor de los casos esa desviación es de 20 grados.

Por otro lado, el vehículo más fácil de entender y operar, por un amplio margen, es el Volvo V70 de 2005: las acciones se realizan en diez segundos, durante los cuales el coche recorre 306 metros a 110 km/h. El MG Marvel R se sitúa en el otro lado de la balanza: el conductor necesita 44,6 segundos para completar todo el proceso y durante ese período recorre 1.372 metros.

El BMW iX y el SEAT León funcionan mejor, pero ambos siguen siendo demasiado complicados: el conductor necesita casi un kilómetro para llevar a cabo todos los procesos. Como contrapunto, las pantallas táctiles del Dacia Sandero y del Volvo C40 funcionan bien, su manejo no es difícil y no están sobrecargadas de funciones.

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad