Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

La DGT hace balance de la campaña del cinturón y las SRI

Esto es lo que hacen -y no deben- muchos conductores [VIDEO]

Según los resultados de la campaña especial de vigilancia que la DGT ha llevado a cabo en el mes de abril, continúa aumentando el número de menores que viaja sin ningún sistema de retención infantil.

Publicidad

Entre el 4 y el 10 de abril, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, además de los de las policías locales y autonómicas se sumaron a la campaña de la DGT, formando un dispositivo especial de vigilancia y control del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, tanto en vías urbanas como interurbanas.

Los resultados dan que en esos siete días se han controlado un total de 356.510 vehículos, en los que han detectado 4.607 infracciones de conductores o pasajeros que no hacían uso del reglamentario sistema de retención. Lo más preocupante de las denuncias interpuestas tiene que ver con la cifra de menores que viajaba sin ningún sistema de retención infantil que sigue aumentando campaña tras campaña.

Entre los vehículos controlados, 280 menores (con una altura inferior o igual a 135 cm,) no hacían uso de este dispositivo de seguridad o lo hacía de manera incorrecta, 213 en los asientos traseros y 67 en los delanteros.

Conviene recordar que, para evitar este tipo de comportamientos, la recientemente estrenada Ley de Tráfico y Seguridad Vial ha elevado a 4 los puntos que se pierden por no utilizar el sistema de retención infantil adecuado o no se hace de la manera correcta, del mismo modo que se ha hecho con el no uso del cinturón de seguridad.

Si llevar el cinturón puesto reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente, en el caso de los niños, la utilización de los sistemas de retención infantil es aún más importante ya que los datos demuestran que nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado los sistemas de retención obligatorios. Además, en caso de accidente, las lesiones se reducen hasta en un 75% con un uso adecuado de los mismos.

Aumentan los conductores y ocupantes sin cinturón de seguridad

En el caso del cinturón de seguridad, de todas las denuncias interpuestas por no utilizarlo, el 77% se produjo en vías convencionales, un dato especialmente preocupante, ya que este tipo de vía sigue siendo la más peligrosa y donde mayor número de víctimas mortales se registran.

Además, también sube la cifra de pasajeros que no llevaban puesto el cinturón de seguridad o no lo hacían de la manera correcta. En concreto, 2.115 pasajeros, 1.101 en asientos delanteros y 1.014 en asientos traseros, fueron también sancionados por este motivo.

La DGT recuerda una vez más que el cinturón es imprescindible también en los asientos traseros ya que, en caso de impacto frontal, por ejemplo, la probabilidad de que un ocupante de esos asientos golpee mortalmente a otro pasajero de delante puede ser hasta 8 veces mayor. Sin cinturón de seguridad, a 80 km/h los pasajeros de atrás no tienen ninguna forma de sujetarse y son proyectados con los de delante con una fuerza equivalente al golpe de una bola de 1.200 kg a 10 km/h, lo que podría matar o lesionar gravemente a los ocupantes de los asientos delanteros.

Sillitas infantiles: cómo han evolucionado y cómo se colocan -VIDEO-

La evolución de los sistemas de seguridad activa y pasiva ha supuesto una mejora muy significativa. Por eso, los coches que se fabrican en la actualidad logran las mejores calificaciones EuroNcap de la historia.

Desde el cinturón de seguridad, que se inventó en 1959, hasta los modernos sistemas de retención infantil Isofix, que vieron la luz por primera vez en 1997, se ha recorrido un largo camino. Y la evolución sigue en marcha de forma constante.

Desde 1982 la forma de clasificar los dispositivos de retención infantil ha sido por el peso del niño o niña que vaya a usarla, dividiéndose en cinco grupos: 0, 0+, 1, 2 y 3.

Desde 2013, con la nueva normativa i-Size, va por intervalos de peso y estatura, hasta los 135 centímetros. Lo que elimina los grupos y deja esta decisión en manos de los fabricantes.

La instalación de una silla con este sistema es muy rápida: alineamos los enganches, apretamos hasta que suene 'click' y, dependiendo de la sillita que tengamos, fijamos el superior a la parte trasera del asiento o ajustamos la pata frontal que llegue al suelo. Ver vídeo al final de estas líneas.

Para evitar lesiones de pecho o abdomen, es importante colocar correctamente el cinturón de seguridad: siempre sobre las piernas, nunca sobre el estómago. Aunque, algunas de ellas, incorporan su propio arnés de tres puntos para aumentar la seguridad.

Publicidad