Es probable que no se te dé muy bien aparcar en el garaje, ya sea porque no consigues "cogerle" la medida al coche nuevo, porque la plaza está en un lugar difícil o porque aparcar no es tu fuerte.

Pero, existe un truco muy sencillo que podemos poner en práctica y que nos ayudará a saber cuándo el coche está bien aparcado. VER VÍDEO.