ENCUESTAS ELECTORALES

ENCUESTAS ELECTORALES

CIS

Te contamos cómo funciona el Centro de Investigaciones Sociológicas, el organismo encargado de tomar el pulso a la sociedad española a través de estudios y encuestas.

Edificio del CIS en Madrid.
Edificio del CIS en Madrid. | Wikimedia

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS, por sus siglas) es un organismo autónomo de carácter administrativo, con personalidad jurídica y patrimonio propios, adscrito al Ministerio de la Presidencia. Se encarga del estudio científico de la sociedad española y se le conoce, sobre todo, por la realización de encuestas, como el Barómetro del CIS.

Además de las encuestas, el CIS realiza investigaciones cualitativas y edita la Revista Española de Investigaciones Sociológicas, así como libros especializados en Ciencias Sociales. Su sede se encuentra en Madrid, en la calle Montalbán número 8.

Actualmente, tiene una plantilla de unas cien personas, entre funcionarios y personal laboral. Su presidente, desde junio de 2018, es José Félix Tezanos Tortajada.

Origen e historia

El CIS es heredero del Instituto de la Opinión Pública, un organismo creado durante la dictadura franquista para realizar estudios sociológicos, que operó entre 1963 y 1977, cuando pasó a denominarse Dirección General del Centro de Investigaciones Sociológicas. Posteriormente, en 1990, fue transformado en un organismo autónomo de carácter administrativo.

Actualmente, el CIS se rige por la Ley de Organización del Centro de Investigaciones Sociológicas de 1995, que recoge los principios de objetividad y neutralidad en su actuación, igualdad de acceso a sus datos y respeto a los derechos de los ciudadanos y al secreto estadístico.

Dicha legislación fue desarrollada mediante un Real Decreto en 1997, que fue modificado en 2009 para reconocer la consideración del CIS como medio propio y servicio técnico de la Administración General del Estado.

Organización

Las actividades del centro las coordina la Presidencia, que cuenta con una Unidad de Apoyo y un Consejo Asesor. La Presidencia diseña el programa anual del CIS e informa a las Cortes Generales del contenido de sus trabajos, así como del avance provisional de los resultados de sondeos de intención de voto y valoración de los partidos y líderes políticos.

La Secretaría General se encarga de la gestión económica y de personal del centro, así como de elaborar el anteproyecto de presupuestos del CIS, entre otras funciones. El Departamento de Investigación es el que realiza los estudios y encuestas, incluyendo la confección de cuestionarios y el trabajo de campo.

El Banco de Datos es el departamento que guarda todas las investigaciones realizadas por el CIS hasta la fecha y las pone a disposición del público. Desde 2009, ofrece gratuitamente acceso a todos los ficheros de microdatos de sus estudios a través de su web.

Finalmente, el CIS cuenta con un Departamento de Publicaciones y Fomento de la Investigación, que se ocupa de la publicación de su revista y libros especializados, de los programas de becas y ayudas a la investigación y del curso de posgrado que ofrece el centro. Además, en este departamento se encuadra su biblioteca, de acceso público, que recoge más de 30.000 monografías y 1.000 publicaciones periódicas.

Organigrama del CIS | CIS

Funciones del CIS

La Ley de Organización del CIS recoge entre sus funciones la realización de estudios que contribuyan al conocimiento científico de la sociedad española -principalmente mediante la ejecución de encuestas-, así como de las comunidades autónomas, cuando proceda, y de estudios que proporcionen diagnósticos sobre situaciones y asuntos sociales para servir de orientación a los poderes públicos en sus iniciativas legislativas y ejecutivas.

También son funciones del centro crear y mantener sus bases de datos, desarrollar trabajos de documentación y difundir los resultados de su actividad científica. Asimismo, le corresponde promover la investigación social mediante cursos y seminarios, así como a través de becas, ayudas y premios, y participar en programas de formación.

Finalmente, la legislación vigente prevé que el CIS colabore con los centros universitarios y de investigación para realizar proyectos conjuntos, formar a los investigadores y participar en reuniones y congresos, así como para la realización de planes de intercambio y cooperación con entidades españolas y extranjeras.

Las encuestas electorales pinchan con los nuevos partidos | Sinc

Barómetros y encuestas

Una de las encuestas más conocidas que produce el centro es el Barómetro del CIS, un estudio que se publica mensualmente (menos en agosto) para medir el estado de la opinión pública en ese momento. Se realiza entrevistando en sus casas a unos 3.000 ciudadanos mayores de edad (antes de la llegada de Tezanos en junio, los cuestionarios realizados para cada barómetro eran 2.500), elegidos al azar dentro del territorio nacional, de los que también se recoge información social y demográfica (puedes consultar la metodología pormenorizada aquí).

Los barómetros tienen un bloque con preguntas fijas, a partir de las cuales se elaboran indicadores y series temporales. Cada barómetro contiene otro bloque variable dedicado a un tema político o social de interés en ese momento.

Los barómetros de enero, abril, julio y octubre tradicionalmente incluían preguntas fijas sobre actitudes políticas e intención de voto, que bajo la presidencia de José Félix Tezanos han pasado a incluirse todos los meses.Entre ellas, se hace la pregunta: "Suponiendo que mañana se celebrasen elecciones generales, es decir, al Parlamento Español, ¿a qué partido votaría usted?". Con las respuestas se obtienen series electorales.

Otro estudio mensual elaborado por el CIS es el Índice de Confianza del Consumidor (ICC). Aborda las intenciones de gasto de los consumidores y su finalidad es interpretar y predecir la evolución del consumo privado. Este sondeo se realiza telefónicamente a 2.200 personas mayores de 16 años representativas de la sociedad española.

El CIS también realiza encuestas electorales antes y después de unos comicios para investigar el comportamiento electoral de los ciudadanos. Es el caso de la encuesta preelectoral que realizó el CIS ante de las elecciones en Andalucía, cuyos resultados "fallaron", según admitió el propio presidente del CIS, ya que daban la mayoría al PSOE y no fueron capaz de prever que Vox irrumpiría con 12 escaños en el parlamento autonómico.

Papeletas electorales en Andalucía | EFE

Por otra parte, el centro realiza encuestas monográficas sobre una amplia variedad de temas, como juventud, inmigración, estilos de vida, seguridad ciudadana... algunos de los cuales se repiten cada cierto tiempo. A veces estos estudios se realizan en colaboración con otros organismos, como el Barómetro Sanitario, que se realiza en colaboración con el Ministerio de Sanidad.

El CIS también realiza estudios cualitativos y participa en otros internacionales, como la Encuesta Social Europea o el 'Latinobarómetro'.

Los resultados de las encuestas del CIS se publican inicialmente como avance de resultados, antes de finalizar los procesos técnicos que dan lugar a los resultados definitivos.

La 'cocina' del CIS

La llegada de José Félix Tezanos a la presidencia del CIS ha estado envuelta en polémica casi desde el principio. PP y Ciudadanos han cuestionado reiteradamente la verosimilitud de las encuestas del centro en esta nueva etapa y han acusado al propio Tezanos de no ser imparcial por haber formado parte de la ejecutiva del PSOE en el pasado. Por su parte, él ha defendido su gestión, asegurando que "las encuestas no son polémicas, sino que a algunos no les gustan", según recoge Europa Press.

Una de sus decisiones más criticadas desde que está al frente de la institución ha sido la de eliminar la estimación de voto del Barómetro del CIS. Tradicionalmente, en los barómetros trimestrales y en las encuestas pre-electorales, el CIS hacía una estimación a partir de la intención de voto declarada por los entrevistados y otros datos del sondeo, como la simpatía por los partidos o la experiencia pasada.

El modelo estadístico de corrección que se aplica para acercarse a los resultados de las elecciones es lo que se conoce popularmente como la 'cocina' del CIS, un método que ha ido cambiando con los distintos equipos de dirección que ha tenido el centro.

Con su eliminación, los barómetros actuales se limitan a presentar los datos de intención de voto en bruto (que ahora salen todos los meses en vez trimestralmente), sin aplicarles un modelo de corrección para aproximarse a los resultados electorales. Renunciar a esa proyección, en opinión de algunos especialistas, da unos resultados menos precisos.

El presidente del CIS, José Félix Tezanos | EFE (Archivo)

Tezanos, sin embargo, se ha mostrado orgulloso precisamente de no hacer 'cocina' y ha explicado que desde el fin del bipartidismo "los métodos tradicionales no funcionan" y que las proyecciones "no valen".

Sólo ha hecho dos excepciones: la primera, ante las elecciones de Andalucía de diciembre, cuando el CIS volvió a hacer una proyección de votos para poder calcular la atribución de escaños, que resultó fallida, y a principios de abril, antes de que se celebren las elecciones del 28A.

De cara a las elecciones generales, el CIS ha vuelto a recurrir a la 'cocina' para calcular un hipotético reparto de escaños en el Barómetro de marzo. La institución realizó para este estudio, el último antes de los comicios, una macroencuesta electoral con 16.194 entrevistas. Con los resultados de este sondeo, el CIS ha ofrecido, de nuevo, un pronóstico de asignación de escaños:

laSexta.com
  Madrid | 28/04/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.