Con un dominó se puede jugar a una gran variedad de juegos. En realidad, hay muchos juegos de dominó que tienen nombres diferentes y, sin embargo, tienen reglas muy similares y a veces incluso idénticas. También se puede dar el caso de juegos que tienen el mismo nombre en varias partes del mundo, pero las reglas varían de un lugar a otro.

El dominó es un juego con mucha historia. Según un estudio publicado por la Universidad de Londres, la primera mención del dominó aparece de la China de la dinastía Song (1232-1298). Por su parte, se considera que el dominó moderno apareció por primera vez en Italia durante el siglo XVIII, pero difiere del dominó chino en varios aspectos y no hay ningún vínculo confirmado entre ambos. De hecho, es posible que el dominó europeo se haya desarrollado de forma independiente, o que los misioneros italianos en China hayan traído el juego a Europa, según el libro ‘Encyclopedia of Play in Today's Society’.

Para poder jugar al dominó necesitamos las 28 piezas, al menos 2 jugadores y un máximo de 4, en el que cada jugador recibiría 5 fichas.

Cómo jugar al dominó paso a paso

1. Reparto de fichas: un jugador baraja las fichas boca abajo mezclándolas bien con las manos sobre una superficie plana. Las manos del jugador no pueden permanecer en las mismas fichas mientras las baraja. El jugador que baraja debe ser el último en sacar su mano para la partida.

2. Reparto de asientos: la posición del jugador en la mesa en una partida con tres o más jugadores se llama asiento. Se puede elegir por sorteo (después de barajar las fichas, cada jugador saca una ficha de la bolsa y el jugador que saca la ficha con el mayor número elige primero y el siguiente se sienta a la izquierda y así sucesivamente). Si hay un empate, se rompe sacando nuevas fichas de la bolsa. Las fichas se devuelven a la reserva y se barajan de nuevo antes de que los jugadores saquen sus manos. Cuando se juega en pareja, los rivales se sientan uno frente al otro.

3. ¿Quién empieza el juego?: hay varias maneras de determinar qué jugador hará la primera jugada: 1) Sortearlo. 2) Comenzar el juego colocando la ficha más alta. 3) Que el ganador de la partida anterior haga la primera jugada de la siguiente.

Después de determinar quién hará la primera jugada del juego, el orden de juego se decidirá por la disposición de los asientos. El juego continuará hacia la izquierda, en el sentido de las agujas del reloj. También se puede optar por jugar en sentido contrario a las agujas del reloj, como se hace en algunos países latinoamericanos, siempre que todos los jugadores estén de acuerdo con ello antes de la partida.

4. El juego: cada jugador debe poner una ficha en la mesa y colocarla de manera que toque un extremo de la cadena de fichas, que va creciendo poco a poco. El jugador debe poner una ficha con el mismo número que el que tenga alguna de las fichas de los extremos. La forma en que se colocan proporciona una pequeña parte del entretenimiento del dominó. Cada ficha que se coloque debe ser puesta de forma que los dos extremos coincidentes sean adyacentes. Cuando es una ficha doble, es decir, en la que aparece el mismo número dos veces, puede colocarse de forma perpendicular en cualquiera de las tres direcciones, siempre que los dos lados coincidentes se toquen completamente.

Si un jugador puede colocar una ficha de dominó, debe jugarla. De lo contrario, el jugador "golpea", o da un golpe en la mesa y el juego pasa al siguiente jugador. Los jugadores contrarios, por supuesto, tomarán nota mentalmente de los números disponibles en la mesa y tratarán de asegurarse de que estén disponibles en el futuro.

En función del juego, si el jugador no tiene ficha de dominó que corresponda a las que están en juego, debe recoger una de la pila de fichas que sobraron. Solo pasa su turno si no hay más fichas. La partida la gana la primera persona que se queda sin fichas de dominó. Fin de la partida si todo el mundo pasa, en cuyo caso el ganador es la persona con la puntuación más baja. Ahora ya sabes cómo empezar a jugar. ¡Mucha suerte!