Mercadona, Aldi, Carrefour... Y prácticamente ya en todos los supermercados podemos encontrar cremas de frutos secos saludables, es decir, cremas que por sus ingredientes, no se consideran cremas ultraprocesadas sino que son perfectamente aptas para incluir, si queremos y nos gustan, dentro de una dieta sana. Pero ¡ojo! no todas las cremas de frutos secos son sanas.

No hace mucho tiempo que se pudieron (muy) de moda, pero hay que saber elegirlas bien. No todas son iguales. Para ello, y como todo en nutrición, debemos observar sus ingredientes. De estas cremas de frutos secos saludables, las más conocidas son, sin duda, las cremas de cacahuetes (100% cacahuetes) pero las hay también de otros frutos secos como anacardos o avellanas.

"Debemos fijarnos en el listado de ingredientes y no en la tabla nutricional de calorías, que es lo que solemos hacer", explica a laSexta Laura Jorge (@ljnutricion), dietista-nutricionista y fundadora y directora del centro que lleva su nombre, en Valencia, Centro de Nutrición Laura Jorge. Y dentro del listado de ingrediente, debemos ver que sólo ponga frutos secos 100%.

Es decir, si la crema es de cacahuetes, que ponga únicamente cacahuetes, si es de anacardos, que ponga sólo anacardos. Y nada más. No debe poner absolutamente nada más. Sólo el fruto seco en sí. Así, las cremas de frutos secos saludables lo único que llevan es el fruto seco triturado. Tan fácil como eso. Nada de azúcar, leche... ni otros ingredientes.

La única recomendación: controlar la cantidad

El único "pero" que tienen estas cremas es que son muy calóricas, por lo que sólo tendremos que controlar la cantidad que tomemos. Podemos tomarlas en tostadas o incluso también usarla (por ejemplo, una cucharada) para aderezar una ensalada. Pero la clave está en echarnos una cantidad adecuada y no pasarnos. Porque "al contener (sólo) frutos secos, serán tan calóricas como son éstos. Al final se trata de frutos secos triturados. "Los frutos secos son muy, muy beneficiosos, pero también son calóricos, por lo que debemos controlar la cantidad", aconseja Jorge.

Sabemos que los beneficios de los frutos secos, al natural y sin sal, son incalculables, incluso son aliados para muchas dietas de adelgazamiento. La característica principal, además de su gran aporte en vitaminas y minerales, es su gran contenido en grasas saludables (grasas insaturadas), incluidos ácidos grasos omega 3 que han demostrado ser cardiosaludables.

La única recomendación para tomar frutos secos y que obtengamos todos estos beneficios, es comprarlos al natural y sin sal y no pasarnos con la cantidad ya que aunque sean muy saludables, también son calóricos. Por tanto, y según la recomendaciones nutricionales, la cantidad adecuada es tomar de 25-30 gramos, más o menos lo que cabe en el cuenco de la mano, de 3 a 7 días por semana.

"En estos casos, en el caso de las cremas de frutos secos saludables (frutos secos 100%) nutricionalmente son interesantes, pero hay que controlar la cantidad. No existe una recomendación como tal de consumo, es decir, no podemos decir máximos o mínimos. Y también hay que tener en cuenta que no son un alimento esencial para la dieta, es decir, que no lo necesitamos consumir. Este tipo de cremas podemos tomarlas si nos gustan (porque son además, nutricionalmente son interesantes) pero cuidando las cantidades", concluye Jorge.