Viajestic » Destinos

Estonia

Tallin: 5 curiosidades de la capital de Estonia que te dejarán sin palabras

Tallin, capital de Estonia, es una de las ciudades más bonitas de Europa. Para que la descubras, te contamos una serie de curiosidades.

Tallin

Pxhere Tallin

Publicidad

Tallin es la capital de Estonia y, como tal, se ha convertido en una de las ciudades que más curiosidad despierta entre los viajeros. Para muchos es bastante desconocida pero no por ello menos importante. De hecho, si estás pensando en visitarla, vamos a ofrecerte una serie de curiosidades que no te dejarán indiferente.

Un centro histórico que es patrimonio de la humanidad

La UNESCO no dudó un solo segundo en incluir el centro de Tallin en la prestigiosa lista de Patrimonio de la Humanidad, y lo hizo en 1997. La capital de Estonia es un gran ejemplo de lo que conocemos como ciudad comercial medieval. El centro de la ciudad está perfectamente conservado, ya que mantiene principales monumentos como son el Ayuntamiento o, incluso, las murallas. Eso sí, te recomendamos que hagas turismo o a primera o a última hora, porque de esta manera podrás evitar aglomeraciones de grupos de turistas.

El transporte público es gratuito

Esa es una de las cuestiones que más llama la atención de esta ciudad pero, eso sí, es gratuito para todas aquellas personas que residen en Tallin. Esto hace que disminuya, a pasos agigantados, la polución y el tráfico en la ciudad. Tanta aceptación está teniendo que otras capitales están empezando a tomar nota.

Tallin | Pxhere

Una farmacia con mucha historia

En una de las esquinas de la conocida Raedola Platz podemos descubrir uno de los grandes secretos que esconde la ciudad de Tallin. Y es que encontrarás la farmacia más antigua de Europa que sigue en funcionamiento. Sus puertas se abrieron en 1422 y, desde entonces, su actividad no ha parado en ningún momento. Tan famosa es que, durante la dominación de Rusia en Estonia, los propios zares eran los que pedían medicamentos en esta farmacia. Como dato, tienen un pequeño museo cuyo acceso es gratuito.

La iglesia de Olaf llegó a ser el edificio más alto del mundo

Sí, aunque parezca una locura… Fue así. La iglesia de San Olaf es una de las más conocidas de la ciudad de Tallin. Está ubicada en la conocida como ciudad baja, y su nombre es por el rey noruego Olav II Haraldsson. Esta iglesia data del siglo XIII. Desde el principio fue considerado como uno de los lugares sagrados más importantes de la ciudad. Su altura es algo significativo. No solamente es el edificio medieval más alto de Tallin, sino que dicen que fue también el edificio más alto del mundo entre los años 1549 y 1625.

Sus coloridas puertas

La capital de Estonia es famosa, entre otras cosas, por esta razón. Estamos ante un museo al aire libre porque no solamente disfrutarás de espectaculares murallas, calles empedradas, hogares medievales pero, también, sus puertas. Porque sí, sus puertas se caracterizan por ser realmente coloridas y pintorescas. Un gran número de ellas las encontrarás en el centro histórico de la ciudad.

Publicidad