SOCIOLOGÍA

¿Qué dice la ciencia sobre el duelo público, como en el caso de la muerte de Isabel II?

Cientos de miles de personas hacen cola para dar su último adiós a Isabel II tras su fallecimiento. ¿Cuál es la naturaleza del dolor de estos ciudadanos que no eran cercanos a ella?

Una mujer deja unas flores en Green Park tras la muerte de Isabel II

Una mujer deja unas flores en Green Park tras la muerte de Isabel II Getty

Publicidad

La reina Isabel II de Inglaterra fallecía el pasado jueves a los 96 años, y desde entonces las muestras de duelo y reconocimiento se han producido en todas partes, especialmente en Reino Unido.

Ahora, en los días previos a que se celebre su funeral, cientos de miles de personas hacen cola para poder pasar por la capilla ardiente, esperando hasta 14 horas para poder acceder al recinto. Si dichas personas no tenían una relación estrecha con la reina, ¿puede considerarse dolor lo que sienten, comparado con lo que puedan estar sintiendo en este momento sus familiares y su círculo más cercano?

La ciencia nombra a la relación que se establece entre una persona y una figura pública, ya sea un aristócrata, un cantante o un futbolista, como relación parasocial.

Michael Cholbi, filósofo y especialista en ética de la Universidad de Edimburgo, ha hecho una serie de declaraciones recogidas por la revista Nature, en las que expone que cree "que las relaciones parasociales pueden dar lugar al duelo. No veo por qué deberíamos asumir que el duelo solo tendría sentido dentro del contexto de las relaciones recíprocas".

En este sentido, Cholbi sostiene que tiene sentido las personas lamenten la pérdida de figuras públicas en las que de alguna manera habían invertido sus propias identidades, adoptando los mismos valores percibidos. "Es la pérdida de alguien que ha jugado un papel en sus propios valores y preocupaciones. Entonces lo sienten no solo como una especie de pérdida de la persona, sino de cierta manera, una pequeña pérdida de un aspecto de uno mismo".

Cómo superar el duelo social

La misma publicación recurre después a una investigación de 2012, que cuenta que hay un proceso llamado introyección que ayuda a las personas a sobrellevar la muerte de una celebridad, y que tiene que ver con las cualidades que percibimos que tiene alguien con quien estamos en una relación, incluso si nos relacionamos con ellos desde la distancia. Lo explica Andy Langford, director clínico de la organización benéfica de duelo Cruse.

"Hay casos en los que nosotros mismos adoptamos esas cualidades y nos eso ayuda a sobrellevar el duelo". "Para algunas personas, llegarán a pensar 'realmente he admirado esa cualidad, y continuaré viviendo en eso, para defenderla'", dice Langford, que añade que el duelo por una figura pública es realmente duelo: "Esos sentimientos son reales, ese duelo es real".

Sin embargo Langford también sostiene que en el caso de una figura distante, como podía ser Isabel II del resto de la sociedad, es normal que el duelo disminuya antes que por la pérdida de alguien más cercano. El vínculo que formamos con alguien se basa en tres variables: tiempo, proximidad y cercanía, dice. "Esas tres facetas nos indicarán el grado en que lloramos, y la razón por la que son importantes es porque hay neuronas en nuestro cerebro que están diseñadas para buscar esas tres cosas".

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad