TecnoXplora » CienciaXplora

ESTIMULA LAS CÉLULAS QUE QUEMAN LA GRASA

Un medicamento relacionado con el Alzheimer ayuda a perder peso

Un estudio de la Universidad Johns Hopkins experimentó con ratones obesos. Los que tomaron el medicamento PDE9 bajaron considerablemente su peso.

Engordar

Pixabay Engordar

Publicidad

Investigadores de la Universidad estadounidense de Johns Hopkins Medicine descubrieron que un medicamento desarrollado en sus inicios para tratar el Alzheimer, la esquizofrenia y la enfermedad de células falciformes reduce la obesidad y el hígado graso en ratones. Además, esta medicina, relacionada con la viagra, mejora su función cardíaca. Todo ello sin cambiar los patrones de comida o ejercicio de los roedores.

Esta investigación, que se publicó en el Journal of Clinical Investigation, revela que un inhibidor químico de la enzima PDE9, presente en el corazón, estimula las células para que quemen más grasa. El estudio se llevó a cabo en ratones machos y hembras, a las que se les simuló la menopausia extirpándoles los ovarios. Estas operaciones se llevaron a cabo porque, según los investigadores, las mujeres posmenopáusicas tienen un mayor riesgo de obesidad, así como de padecer enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

Investigación con ratones

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores sometieron a los roedores, durante cuatro meses, a dietas ricas en grasas. En ese tiempo, los roedores duplicaron su peso corporal, además de presentar altos niveles de lípidos en sangre y diabetes. Además, para simular el síndrome cardiometabólico o los síntomas provocados por la obesidad, se les aplicó presión en el corazón.

Tras esta preparación, algunos de los roedores fueron escogidos para recibir el inhibidor de la enzima PDE9 durante 6 y 8 semanas. El resto de los animales recibieron placebo. Los investigadores de la Johns Hopkins observaron que los ratones que habían consumido el inhibidor de la PDE9 redujeron la grasa de su cuerpo y de su hígado sin cambiar su dieta ni su actividad física.

Sin embargo, los roedores que consumieron placebo continuaron ganando grasa corporal como lo habían hecho en los meses anteriores. Respecto a las hembras que conservaban sus ovarios, el consumo del medicamento que inhibe la enzima PDE9 no provocó cambios.

Cambios en el peso

Todos los ratones que ingirieron el inhibidor de la enzima redujeron el peso. En el caso de las hembras sin ovarios, su diferencia con las que tomaron placebo fue de un -27,5 % menos de peso corporal. En el caso de los machos, esta reducción ascendió hasta un -19,5 %.

"El hallazgo de que el fármaco experimental no benefició a los ratones hembra que tenían sus ovarios muestra que estas hormonas sexuales, en particular el estrógeno, ya habían logrado lo que hace la inhibición de la PDE9 para estimular la quema de grasa", señala Sumita Mishra, una de las investigadoras. "La menopausia reduce los niveles de hormonas sexuales, y su control sobre el metabolismo de las grasas luego cambia a la proteína regulada por PDE9, por lo que el tratamiento farmacológico ahora es efectivo".

Tanto en el grupo delas hembras como en el de los machos, la masa corporal magra no se vio alterada. Los investigadores tampoco modificaron durante el tratamiento ni la cantidad de alimentos que consumían ni la actividad física que realizaban. Sin embargo, el inhibidor de la enzima PDE9 ayudó a los roedores a reducir el colesterol y los triglicéridos en sangre, además de disminuir la grasa del hígado.

¿Se podría aplicar este tratamiento a personas?

Este estudio sigue el trabajo que el mismo laboratorio de la Universidad Johns Hopkins publicó en 2015. En él mostraban que la enzima PDE9 está presente en el corazón y contribuye a desarrollar enfermedades cardíacas provocadas por la presión arterial alta. Esta enzima está relacionada con otra proteína, PDE5, que la bloquean fármacos como la viagra. Si bien los inhibidores de la PDE9 siguen siendo experimentales, han sido desarrollados por varias compañías farmacéuticas y probados en humanos para enfermedades como el Alzheimer y la anemia drepanocítica.

En cuanto a su uso por humanos, los investigadores creen que una persona que pesa 113 kilos podría perder hasta 22 kilogramos con un inhibidor de la PDE9. Todo ello sin cambiar sus hábitos alimenticios o de ejercicio. Sin embargo, los científicos también alertan que no sería un tratamiento único, sino que la ingesta de estos inhibidores debería ir complementada con dieta y actividad física.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Puede la Viagra causar cáncer de piel?

Publicidad