LAS CÉLULAS MADRES SE AUTOORGANIZAN

Embriones de ratón que crecen sin óvulo, esperma ni útero

Científicos del Instituto Weizmann han desarrollado embriones de roedor con células madre y sobre una placa de Petri.

Publicidad

Tradicionalmente, para que se forme un embrión se necesitan dos partes fundamentales: el espermatozoide y el óvulo. Sin embargo, científicos del israelí Instituto Weizmann han logrado desarrollar embriones sintéticos de ratones fuera del útero, en una placa de Petri.

El equipo investigador, que publica sus hallazgos en 'Cell', lo ha realizado únicamente con células madre cultivadas, sin uso de ningún óvulo fertilizado ni espermatozoide. Este método podría abrir nuevos horizontes para estudiar el comportamiento de las células madre, como para el control del crecimiento o muerte de los pelos de la cabeza.

Ya en China anteriormente otro grupo de científicos había conseguido que una ratona tuviera crías sin sexo ni inseminación artificial. En ese caso, los investigadores de la Universidad de Shanghái Jiao Tong lo lograron editando los genes del roedor para que se convirtieran en embrión.

Sin embargo, en el estudio israelí se han querido centrar en las posibilidades que daría formar embriones de roedores en el exterior; por ejemplo, para fabricar tejidos u órganos. "El embrión es la mejor máquina para fabricar órganos y la mejor bioimpresora 3D; tratamos de emular lo que hace", comenta uno de los autores del estudio, Jacob Hanna, en un comunicado.

Para desarrollar estos embriones sin necesidad de óvulos o esperma, los científicos se basaron en estudios anteriores propios sobre reprogramación de células madre hasta su etapa más temprana, cuando aún no se han especializado.

Otra investigación previa consistía en el desarrollo un equipo completo para cultivar embriones de ratón fuera del útero del animal. El dispositivo es capaz de mantener a los embriones bañados en un líquido nutritivo y en constante movimiento, para que simulen los nutrientes suministrados a través de la placenta, como se puede observar en el siguiente vídeo.

En el nuevo estudio, el equipo de Israel cultivó un embrión sintético de ratón en una placa de Petri sin necesidad de un óvulo fertilizado previamente. Este avance puede servir para desarrollar órganos a través de estas células madre. Además, los embriones podrían ser utilizados para facilitar otros experimentos.

Por otra parte, la investigación abre las puertas al estudio de cómo las células madre se organizan a sí mismas y se especializan en diferentes órganos o funciones. En un futuro, el proyecto israelí podría servir para producir tejidos trasplantables.

SEGURO QUE TE INTERESA:

La leche materna producida en laboratorios podría venderse en pocos años

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad