TecnoXplora » CienciaXplora

LA HEMBRA ERA VIRGEN

Una ratona tiene crías sin sexo ni inseminación artificial

Científicos de la Universidad de Shanghái Jiao Tong han logrado que un ratón hembra tenga crías sin la intervención de un ejemplar macho en el proceso.

Ratón

Ricky Kharawala para Unsplash Ratón

Publicidad

En un laboratorio chino, una hembra de ratón tuvo una camada sin la participación de un macho en el proceso. Para ello, los científicos de la Universidad de Shanghái Jiao Tong editaron los genes de la ratona para que se convirtieran en embrión.

La técnica que han utilizado el doctor Yanchang Wei y sus colegas para realizar su estudio se denomina CRISPR, y se caracteriza por el 'engaño' al óvulo de la hembra para que se convierta en un embrión. Es decir, los científicos editaron los genes de la ratona para que actuasen como si provinieran de un macho.

Edición de óvulos

Para lograrlo, Yanchang y sus compañeros crearon óvulos de ratón que no estaban fertilizados y que poseían el doble de la cantidad normal de cromosomas. Después editaron los genes con la herramienta CRISPR y cambiaron la genética de siete regiones del ADN. Con este proceso se logró que el código genético de la ratona pareciera que fuera del macho.

En total, el doctor Yanchang y su equipo investigador editaron 227 óvulos no fertilizados y, de ellos, 192 se convirtieron satisfactoriamente en embriones. De todos ellos, finalmente, solo un ratón hembra con los óvulos no fertilizados creció y se desarrolló hasta poder reproducirse y tener crías pero sin haber sido fecundado el animal.

Una ratona tiene crías sin sexo ni inseminación artificial
Una ratona tiene crías sin sexo ni inseminación artificial | Yanchang Wei

Qué es la partenogénesis

Esta forma de reproducción se basa en el desarrollo de las células sexuales femeninas sin ser fecundadas. Es decir, la partenogénesis es la reproducción lograda únicamente con la intervención de las células maternas. Sin embargo, no todos los seres vivos pueden recurrir a esta forma de reproducción.

Solo algunas especies de lagartijas, serpientes, algunos peces, abejas o ácaros pueden tener descendencia mediante la partenogénesis. Hasta el momento, esta forma de reproducción tampoco había sido observada ni probada en mamíferos.

No obstante, la investigación del equipo de Yanchang supone un "éxito de la partenogénesis en los mamíferos" y, además "abre muchas oportunidades en la agricultura, la investigación y la medicina", comentan en el estudio.

"Estos datos demuestran que la partenogénesis se puede lograr mediante la reescritura epigenética específica de múltiples regiones críticas de control de impresión", detallaron los científicos a Metro.

SEGURO QUE TE INTERESA:

La vida pasa ante tus ojos cuando mueres, según un estudio

Publicidad