Es uno de los fraudes más comunes en las redes sociales, aquellos en los que determinados usuarios alteran su aspecto con fotografías de otras personas para hacerse pasar por quienes realmente no son. No son pocos aquellos usuarios que para tener más posibilidades de gustar a otras personas y conseguir una cita, cambian sus fotos de perfil por las de otras personas más agraciadas. Para evitar lo más posible estas situaciones, ahora Tinder introduce los perfiles verificados para que no haya dudas de que la persona que está tras esa foto de perfil es realmente la que aparece en la imagen.

Buscando reducir el fraude en Tinder

Lamentablemente es bastante común, comprobar que la persona que hay detrás de un perfil no es realmente la que habíamos visto en la foto, algo de lo que nos damos cuenta demasiado tarde, cuando ya no hay vuelta a atrás. Tinder ahora utiliza la inteligencia artificial para comprobar que esa persona que está detrás de la foto de perfil es auténtica, y no alguien que no tiene nada que ver con ella. Para ello la app está utilizando la IA para verificar las cuentas. Al igual que en otras apps donde aparece un icono de cuenta verificada, lo mismo se mostrará en Tinder si esa fotografía de perfil ha sido verificada.

Proceso de verificación de foto de perfil | Tinder

Para poder disfrutar de este icono distintivo junto al nombre de nuestra cuenta vamos a tener que hacernos un selfie en tiempo real. En ese momento la IA comparará nuestra foto de perfil con la que nos acabamos de hacer, y si comprueba que somos la misma persona, nos asignará ese icono de verificación. En caso contrario, no tendremos distinción alguna y quedaremos en evidencia respecto de los demás usuarios, al no poder verificar nuestra identidad. Esto quiere decir que cuando se generalicen las cuentas verificadas, será mucho más fácil saber si un usuario está mintiendo respecto de su aspecto de lo que es ahora, que es imposible de saber a ciencia cierta.

De momento esta función está en pruebas en algunas regiones, y se pondrá a disposición de todos los usuarios durante 2020. Por tanto pronto comenzaremos a ver estas cuentas verificadas y será más difícil que alguien nos engañe con su aspecto. Sin duda una característica de lo más acertada, que es similar a la que podemos disfrutar en otras apps, como por ejemplo Instagram o Twitter, donde existen cuentas verificadas que nos garantizan que las personas que hay detrás de ellas son genuinas y reales. En este caso no se trata tanto de proteger que los datos facilitados sean reales, sino que lo más vistoso de cada persona, como es su foto de pefil, sea al menos genuina y no una suplantación para intentar atraer a más personas. Al menos es una prueba más de que la inteligencia artificial bien entendida es muy beneficiosa para los que utilizamos tecnología a diario. Siempre y cuando su uso se destine a proteger nuestra privacidad y garantizar la verdad en determinados contextos.