El servicio de Ayuda a Domicilio para mayores en Málaga, que incluye también el servicio de comida, depende del Ayuntamiento. Su responsable, el delegado del Área de Derechos Sociales, accede a participar en ¿Te lo vas a comer? y a hablar con Alberto Chicote.

Raúl Jiménez, teniente de alcalde, admite que no sabe dónde se cocinan los alimentos que envían a casa de los usuarios. "Tengo la tranquilidad de que se trata de una empresa de prestigio. La principal satisfacción de que funciona bien son los propios usuarios", afirma.

Alberto Chicote le traslada las quejas de Carmen y Rafi, dos hermanas que dieron de baja en el servicio a su madre por la mala calidad de los alimentos. "Me dicen que lo que reciben no vale ni un pimiento. Hasta el propio repartidor de la comida habla de quejas", explica Chicote.

Jiménez asegura que ninguna de esas quejas llegó al ayuntamiento. "Se me ponen los pelos de punta. He pasado unos días muy malos, de caérseme las lágrimas en casa de la gente", apunta Chicote, que le muestra al teniente de alcalde fotografías de los menús e incluso algunos de los 'tupper'. "Yo he comido también así y esta gente (Serunion) han ganado algún concurso en el ayuntamiento", responde el edil.

Otros momentos destacados

Alberto Chicote conoce a Carmen y Rafi, dos hermanas de Málaga. Su madre, por la Ley de Dependencia, tiene asignada una auxiliar de ayuda a domicilio que acude a su casa. Antes, también eran usuarias del servicio de comida a domicilio, pero decidieron prescindir de él. "Lo que viene en el menú no tiene nada que ver con las bandejas que te sirven", denuncian.

Sin embargo, las cosas también se pueden hacer bien. Alberto Chicote conoce a María, una de las usuarias del servicio de Ayuda a Domicilio de Jerez. Recibe la ayuda de Sofía y se muestra encantada con este servicio que le da el ayuntamiento.

¿Te lo vas a comer? también recoge la denuncia de dos cocineras de la residencia pública de mayores del Ensache de Vallecas. Denuncian la pésima calidad del pescado que emplean para la alimentación de los ancianos