Angélica Rubio ve "bochornoso" el movimiento de Isabel Díaz Ayuso, que ha logrado cambiar la ley para poder controlar a su antojo Telemadrid, la televisión pública madrileña, sin depender de otros partidos.

La periodista defiende que "es posible tener televisiones públicas de calidad con absoluta libertad", siendo especialmente dura con Ayuso y su eslogan de la libertad. "Me parece absolutamente intolerable que alguien presuma de libertad, excepto la libertad de expresión", lamenta.

Para Rubio, "el fondo" de esta medida es lo realmente grave, que es "modificar la ley para convertir una televisión que se financia con impuestos de todos en un instrumento partidista a tu servicio", algo que cree que significa "no creer en la libertad de expresión".