La Policía Nacional ha detenido a Orhan Tahtaci, 'el capitán', tras dos años de investigación. Se trata de uno de los traficantes más poderosos de España, que controlaba el tráfico de heroína en Galicia, Madrid y Sevilla y que es dueño de una panificadora en Collado Villalba, Madrid.

En 1987 fue detenido por transportar en un barco, del que él era capitán, 21 kilos de heroína. Desde entonces ha sido arrestado en tres ocasiones, la última el pasado octubre, cuando cayó junto a 12 personas de su círculo de confianza.

Tahtaci era uno de los pocos intermediarios entre la mafia turca y aquellos encargados de distribuir en España la droga. Su técnica se basaba en introducir la heroína en pequeñas cantidades, pero de forma constante. De hecho, su relación con la esta organización criminal ha sido la que ha hecho posible su detención.

El 'capitán' llevaba dos años en el foco de la Policía Nacional, en el marco de la Operación Pasiego, una investigación contra la red de narcotráfico turca situada en Holanda, país al que llega la droga desde Afganistán para ser posteriormente distribuida por Europa.

España es un país de destino final, de consumo. Un cuarto de gramo cuesta aproximadamente 10 euros, por lo que con un kilo pueden obtenerse unos 40.000 euros.

Un negocio redondo que turcos y españoles defienden con mano de hierro. Ahora ha caído el 'capitán', uno de los hombres más poderosos del negocio.