El magistrado Joaquim Bosch ha reconocido en 'Más vale tarde' las dificultades que hay para imponer el pasaporte COVID en todo el país para poder acceder a interiores de locales.

"Es una cuestión muy problemática jurídicamente porque no hay una ley que regule esta cuestión. El parlamento francés sí lo ha hecho con amplio debate en el parlamento y protestas en las calles", ha asegurado Bosch.

Para el juez, la medida puede vulnerar los criterios de idoneidad y proporcionalidad, ya que hay gente que no se ha vacunado porque no se le ha ofrecido. Tampoco está claro que las personas inmunizadas no puedan contagiar.

"No hay una ley que obligue a vacunarse. Sin esa obligación es complicado que haya diferencias de trato entre quienes no se han vacunado", ha explicado. Esta inmunización no significa "vacunar contra voluntad", ha advertido, pero si fuera obligatoria por ley, se podrían aprobar disposiciones que resten derechos a los ciudadanos.