Pau Donés se mostró en su documental con Jordi Évole con la sonda que necesitaba para mantenerse hidratado. Algo que sorprendió al periodista de laSexta e, incluso, a uno de los médicos del cantante de 'Jarabe de Palo'.

Su objetivo fue "normalizar el aspecto" de un enfermo porque "el cáncer nos da miedo" y "ver a un tío que se va a morir da un poco de respeto". "Estoy enfermo de cáncer y este tubo me ayuda a alimentarme y a hidratarme, no pasa nada", añadió en su entrevista.

Si bien, al final del fragmento que puedes ver en el vídeo superior indicó que no quería hablar de la muerte, sino de la vida, que es lo que le interesaba: "Cuando me dijeron que me iba a morir pensé 'a mí lo que me interesa es la vida".

Otros momentos destacados

El vocalista de 'Jarabe de Palo' sí confesó que estaba "enfadado con el cáncer" porque todavía no se quería ir y "prefería vivir un poquito más", pero aceptó que "es una enfermedad que surge, que la genera el cuerpo" y se marchaba en paz consigo mismo y con su "cabeza".

En el documental también se muestra una de las facetas más íntimas de Pau: la relación que mantenía con su hija adolescente. Abandonó su carrera musical cuando fue diagnosticado de cáncer para irse a vivir con la menor a California. Allí vivieron una "experiencia estupenda", pero no siempre mantuvieron una relación tan buena.