A Mariano Rajoy le gustaría que en España hubiera más contratos indefinidos. Y no lo decimos nosotros, sino él en la primera sesión de control al Gobierno de la nueva legislatura: “Sin duda nos gustaría que hubiera más contratos indefinidos, pero tres de cada cuatro personas trabajan en España con un contrato indefinido y no hace mucho tiempo el número era claramente inferior”.

¿Es verdad que “tres de cada cuatro personas tienen un contrato indefinido”? ¿y que “no hace mucho tiempo el número era claramente inferior”? Hemos querido comprobar las dos afirmaciones del presidente del Gobierno.

Rajoy tiene razón al asegurar que tres de cada cuatro asalariados tiene un contrato indefinido firmado. Concretamente, según los datos de la última encuesta de población activa, el 73% de los españoles; un total de 11 millones de personas.

Sin embargo, de ese 73%, seis de cada 10 lleva con ese tipo de contrato más de 6 años. Son las personas que menos han sufrido la crisis y las más difíciles de despedir, puesto que son los más caros. Pero, ¿es cierto que “no hace mucho tiempo” esa cifra de indefinidos “era claramente inferior”, como asegura Rajoy?

Lo cierto es que, atendiendo a la evolución del dato, cuando Rajoy llega al Gobierno en la anterior legislatura el porcentaje de indefinidos era del 75,2%, como se puede ver en el gráfico anterior. Por lo que no se ha movido demasiado.

Además, los diferentes expertos aseguran que el dato de los indefinidos no responde a la política laboral del Gobierno, puesto que hoy los contratos nuevos que se forman apenas duran 51 días.

Y, un dato curioso que demuestra que Rajoy no tiene razón con su segunda afirmación es que, en el primer trimestre de 2013, cuando la tasa de paro era la más alta con un 27%, se alcanza un mayor porcentaje de trabajadores indefinidos, con un 78%.

Eso es posible debido a que mientras que el número de trabajadores con contrato temporal caen, por ser los más vulnerables, el de indefinidos se mantiene subiendo su porcentaje sobre el total.

Por lo tanto, de acuerdo con los datos, podemos decir que las declaraciones de Rajoy en las que asegura que “no hace mucho tiempo el número de contratos indefinidos era claramente inferior” al actual es FALSO.