Thais Villas entrevista en las terracitas de El Intermedio a la actriz Verónica Forqué, quien presenta 'Salir del ropero', una película en la que interpreta a una lesbiana. "Esta película va de las lesbianas y del sexo de las mujeres de más de 60 años, tenemos un coño y un clítoris precioso", destaca la actriz, una de las grandes damas del cine español.

"La palabra 'lesbiana' me gusta decirla, porque mariquita, gay y homosexual lo dice uno con mucha facilidad, pero lesbiana y la homosexualidad femenina a mi edad cuesta más", afirma Forqué, que recuerda cómo de joven tuvo un affaire con una compañera de interpretación. "Con 17 años, fue con una compañera que era bisexual y dije ¡vamos a probar!, pero me veía desde fuera y era muy cómico, no sabía ni dónde poner las manos", destaca Verónica Forqué.

Y es que la actriz resalta que "debería ser lesbiana" porque le gustan "mucho más las mujeres que los hombres": "Estoy un poco cabreada con los hombres, aunque menos que hace unos años, porque son muy aburridos, cuando tienes un problemón que te han hecho ellos se duermen, ¡cómo pueden dormirse con el disgusto que tengo yo!, ¡no les entiendo!".

Además, preguntada sobre las quejas de muchas actrices que afirman que a cierta edad nadie les llama, la conocida actriz les da la razón. "Eso pasa, lo dice hasta Meryl Streep", afirma Forqué que resalta que "entonces eres tú la que se tiene que mirar al espejo y decidir qué hacer con su vida".

"El Resines, que le adoro, lo guapo que está y se va a casar, Imanol Arias, José Coronado, son de mi quinta y no han parado de trabajar y con tías de 25, que eso me jode...", afirma Verónica Forqué, que lo califica de "patriarcado y machismo". Por último, la actriz manda un mensaje a la sociedad: "Tenemos derecho a tener orgasmos a los 60".

La confesión más personal de Rafael Hernando con Thais Villas

La pandemia ha revolucionado las hormonas de los políticos. Mientras Yolanda Díaz afirma que se come la boca con su pareja como cuando eran novios, Rafael Hernando desvela que no tiene pareja, pero algo hay...